¡Hasta la victoria siempre, compañero Goyo Flores! (Por Partido Obrero de Cordoba)

Gregorio Flores, dirigente del Sindicato de Trabajadores de Fiat Concord entre 1970 y 1971, ha fallecido a la edad de 76 años como resultado de una severa dolencia. Reproducimos las palabras del Partido Obrero de Córdoba:

El “Goyo” Flores representa una parte relevante, significativa, de la rica historia del sindicalismo clasista, en Córdoba y en el país todo.

Fue uno de los máximos dirigentes del Sitrac (Sindicato de Trabajadores de Fiat Concord), entre 1970 y 1971, sufriendo un año de encarcelamiento en el penal de Rawson por su actividad sindical antiburocrática y de defensa incondicional de las reivindicaciones proletarias. Desde esta experiencia de lucha llegó a la conclusión medular de que la clase trabajadora debía conquistar su independencia política, construyendo su propio instrumento de poder, un gran partido obrero, en oposición al estado burgués y sus agentes políticos.

Esta conclusión disparó en el “Negro” Flores, como le decían sus compañeros del Sitrac, la férrea convicción de la necesidad de la lucha por la revolución socialista y el gobierno obrero, como única forma de acabar con el régimen social de la explotación del hombre por el hombre, lo que explica que años más tarde, en 1983, haya sido candidato a presidente de la nación por el Partido Obrero.

Consciente de la enorme importancia de la experiencia de los sindicatos clasistas de Córdoba de la que había sido activo protagonista, Gregorio decidió compartir las enseñanzas políticas que fue capaz de extraer con gran lucidez de aquel proceso y de los episodios más sobresalientes de la lucha de clases que lo atravesaron, escribiendo el libro “Sitrac-Sitram/La lucha del Clasismo contra la Burocracia Sindical”, texto insoslayable para quien quiera entender cabalmente las implicancias sobre la clase obrera industrial cordobesa, en términos de conciencia política y organización independiente, de la etapa que se abre con el Cordobazo.

En su momento, Gregorio dedicó este libro a quienes, en aquellos años del clasismo del Sitrac-Sitram y con posterioridad, “cayeron luchando contra ese tumor maligno que tiene el movimiento obrero y que se llama burocracia sindical, (y) a todos los que enfrentaron las sanguinarias dictaduras militares y (lucharon) contra el capitalismo” (al cual definió en esa misma dedicatoria como un “oprobioso sistema”).

Militante hasta el último suspiro, en los días finales de su existencia, antes de ser internado, Gregorio colaboraba con la secretaría de organización de la regional Córdoba en la distribución de Prensa Obrera. Nos queda su imagen junto a nosotros en las movilizaciones callejeras, mostrando su humor ácido e inteligente, su buen talante y la tierna picardía de su mirada, rasgos característicos de uno de los mejores hermanos de clase que hayamos podido tener.

Gregorio Flores fue, sin dudas, el resumen de una parte de la clase obrera consciente; un hombre íntegro y un auténtico revolucionario. Hoy sólo decimos, con nuestro puño levantado y entonando fuerte la Internacional: ¡¡Hasta la victoria siempre, compañero Goyo Flores!!

———-

Los restos de Gregorio Flores serán velados el día de la fecha, jueves 10/11, a partir de las 13 hs., en el local central del Partido Obrero de Córdoba, Catamarca 374.

Comments

comments

You may also like...