Revolución en España: Masivas movilizaciones repudiando al capitalismo

A diferencia del estallido del 2001, en la crisis española comienzan a circular explicaciones y eslóganes que hablan de una comprensión mucho más profunda y madura de las causas del problema. Casi como si hubieran aprendido de nuestra experiencia, casi como si supieran que “si se van todos”, la estructura política y económica se mantiene y a la larga la mayoría de los que se fueron vuelve, el pueblo español apunta a cambios estructurales.

Entienden que el bipartidismo es tan solo una moneda de dos caras, entienden que los políticos no mandan sino que obedecen al poder económico, y como ellos mismos corean : “Esta mierda no es democracia”

Este video contiene la contestación de una oyente a propósito de las burlas que los contertulios hacían de las concentraciones del 15 M

“Somos personas normales y corrientes. Somos como tú…Todos estamos preocupados e indignados por el panorama político, económico y social que vemos a nuestro alrededor… Esta situación si todos nos unimos podemos cambiarla”

Estas palabras son parte del manifiesto del movimiento llamado “Democracia Real Ya”. Formado por ciudadanos cansados de tanto abuso económico y político; voces de la llamada “generación perdida” debido a la crisis económica. ¿Qué significa esto? Jóvenes que viven bajo el yugo de un sistema con el que no se identifican, con el que han crecido sin compartir sus principios, porque ellos son distintos, están más despiertos que sus padres a los que les vendieron la panacea del estado del bienestar. Que ven como día a día pierden los derechos que a sus antepasados tanto les costó conseguir. Mentes abiertas que engrosan las listas del paro y que luchan por abrirse camino en una sociedad que les asfixia.


Comenzó el pasado 15 de mayo con manifestaciones por varias ciudades españolas, portuguesas y europeas; una salida a la calle pacífica, con pretensión únicamente de llamar la atención acerca de hechos que acontecen día a día y contra los que nadie hace nada: Formarse tras años y años para acabar con la desesperanza y la desilusión de no hallar un puesto de trabajo digno. No tener opción a una vivienda, la opción es hacer una hipoteca a 50 años y si no se puede pagar, perder la vivienda y tener que seguir pagando la hipoteca de por vida. Una maternidad irrespetada en la que la mujer no tiene opción de trabajar o vivir plenamente este proceso; y otras muchas aberraciones contra las que nos resignamos a convivir.

Ante estos hechos jóvenes y, no tan jóvenes, libres, conscientes e indignados salieron a la calle buscando un cambio de rumbo, decidieron reivindicar su necesidad de conseguir unos derechos básicos que deben estar cubiertos en una sociedad por la que luchamos, y no que se base, como la actual, en el despilfarro de recursos, acumulación de poder y riquezas, desigualdades y descontento.

Una llamada directa a la clase política en la que han dejado de creer, y hacia un obsoleto modelo económico que alimenta gobiernos sin respuesta, bancos hiperprotegidos; y potencia el consumo desmedido y antiecológico. Bajo su lema “Democracia Real Ya” buscan un gobierno real y ciudadano, alejado de las cúpulas de los grandes partidos y los banqueros, y de los grandes empresarios; una democracia participativa donde los ciudadanos tengan un papel activo en las decisiones que les afectan a sus vidas. Transparencia en los partidos políticos; y no someterse al chantaje del “rescate”, como ha ocurrido en Grecia, Irlanda y Portugal, que supone que los ciudadanos además de pagar sus deudas, también paguen las deudas de sus bancos y gobiernos.

Una manifestación que superó en número de asistentes a todos los mítines de la totalidad de los partidos. Reflejo de lo que piensa la sociedad ante la campaña electoral. Sin embargo los políticos no se han pronunciado ante la evidencia. Su elevado ego les impide reconocer sus errores.

Tras la concentración los integrantes acamparon en las plazas de las ciudades. Bajo el lema “Somos ciudadanos y tenemos derecho a indignarnos”, permanecen allí como el testigo del obsoletismo del sistema. Se declaran apolíticos, asindicales y no dependientes de ninguna asociación, sino libres e independientes predicando “¿Todavía crees que no puedes hacer nada? Acepta tu responsabilidad, asume el reto, SÉ PARTE DEL CAMBIO NECESARIO, para un mundo que es como tú decides que sea”.


Video, resumen de la manifestación inicial (15 de mayo de 2011)

El pasado 17 de mayo centenares de jóvenes fueron desalojados a primera hora de la mañana de la acampada de la Puerta del Sol de Madrid, donde llevaban 24 horas de protesta tras la manifestación del domingo; pero tras su dispersión por las fuerzas de seguridad se han vuelto a concentrar en el centro neurálgico de Madrid donde pretenden quedarse hasta la jornada electoral del 22 de mayo. Unos 19 fueron detenidos, pero los convocantes son firmes:”Quien quiera pelea que no venga aquí”, fortaleciendo de este modo su carácter pacífico y reivindicativo; no radical ni destructivo.

La protesta sigue extendiéndose a otras ciudades. Han conseguido crear foros de debate e ininterrumpidas conversaciones en las redes sociales.

Una generación que quiere hablar, gritar, decir lo que piensa, que la escuchen, que tiene mucho que decidir, que no está ni mucho menos perdida, sino mucho más encontrada que las anteriores. Que tiene sueños de poder cambiar el mundo, de poder ayudar, que poder crear una confraternidad para hacerlo; que es valiente y sale a la calle a decir que no cree en la farsa del 22 de mayo. Gritándole al mundo: “No somos mercancía en manos de políticos y banqueros”. Ha llegado el momento en el que tras tanto aguantar y aguantar se dice : “Basta” y se grita por las plazas principales de las ciudades.

Los políticos de turno intentarán aprovecharse de este movimiento. Algunas asociaciones y partidos se les acercarán porque son un gran potencial emergente. Pero el germen está ahí, en la inmensa capacidad que poseen y que tienen que ser conscientes pueden aprovechar para cambiar esta sociedad. Ahora faltan los hechos, hacia donde se dirigirá la fuerza de esas voces, de esos corazones que vibran en otra onda.

El clamor de una sociedad que va despertando del letargo.

Es un hecho inapelable: la mecha de levantamiento social pacífico que fuera prendida en junio de 2010, con las protestas a causa de la reunión en Sitges de la élite global representada en el Grupo Bilderberg, finalmente a culminado en un estallido general en toda la península ibérica, con multitudinarias manifestaciones en todas las regiones y capitales.

Un solo grito “Esta mierda no es democracia”

Esta es una oportunidad excepcional, pues el movimiento por un auténtico y profundo cambio en el Sistema y sus instituciones se ha concretado en la acción masiva de un enorme sector de ciudadanos, aglutinados en torno a una serie de plataformas de activismo cívico-social que abogan por aunar esfuerzos en torno a legítimas e insoslayables reivindicaciones que son comunes a todos, superando así la trampa de las ideologías que dividen a la gente.

Pese a que los partidos mayoritarios (PP-PSOE, dos perros con el mismo collar, títeres ambos de las corporaciones) enseguida han comenzado -a través de falsimedia- su campaña de manipulación e instrumentalización de estas manifestaciones -interpretándolas conforme a su conveniencia-, no podrán engañar ya a tantos, conscientes de la gran farsa que es esta “democracia”, y de la auténtica condición de los líderes políticos, ambiciosas o inconscientes marionetas cuyos hilos mueven a placer los poderes que realmente dirigen el estado, las instituciones y los medios de comunicación: BANCA, ALTA FINANZA Y MULTINACIONALES.

De igual modo, no se libran de la mirada reprobatoria los partidos secundarios que de un modo u otro conniven o contemporizan con el sistema. Un gran sector de la población ha despertado “a golpes”, y experimenta una justa indignación.

Desgraciadamente, suele suceder que las personas no se tornan conscientes si no es a base de “palos”, en este caso con la reducción de salarios, despidos en masa, desahucios a miles y abusos generalizados, con un progresivo y continuado recorte de los derechos civiles y libertades públicas, y con el sonoro petardazo que ha desintegrado el llamado “estado del bienestar”, un espejismo que precisamente había estado anestesiando a la población, respecto a la naturaleza real de este paradigma socioeconómico nefasto y criminal.

Cada vez menos ciudadanos pueden aún hoy tragarse los cínicos discursos de los políticos y los paños calientes y argumentos distractivos de los contertulios televisivos. Que no pretendan confundir a la gente con su cobardía, con su mediocridad, con sus estúpidos partidos políticos y sus ideologías artificiales y prefabricadas, semillas del enfrentamiento y la división que favorece a la élite corrupta.

Una gran mayoría de la sociedad ha tomado conciencia de la situación, y va a echar abajo el sistema tal y como actualmente se conoce. Y lo hará pacíficamente, con inteligencia y prudencia, a la par que con audacia y determinación. Ninguna infiltración interna o externa, ninguna estrategia de desestabilización, ninguna sucia contramedida de la élite dirigente puede frenar a un colectivo consciente, unido y empoderado.

Independientemente de que estemos o no en plataformas u organizaciones afines, somos millones de personas movidas por una inequívoca intención de reformar la sociedad, limpiando y removiendo todo aquello que ha demostrado ser desastroso y destructivo, para así desarrollar alternativas basadas en la transparencia, el cumplimiento de los Derechos Humanos y la consecución del mayor bien para todos. No somos anarquistas, ni radicales ni alborotadores: SOMOS PERSONAS DEFENDIENDO Y EXIGIENDO NUESTROS LEGÍTIMOS DERECHOS, NUESTRA DIGNIDAD E INTEGRIDAD, pacíficamente y apelando a la sensatez y al sentido COMÚN. Téngalo bien claro todo el mundo.

El ejemplo de Islandia figura como gran referencia a seguir, como telón de fondo representativo de los cambios que precisan llevarse a cabo para devolver el poder y la soberanía al pueblo, arrebatándosela a quienes se los usurparon de forma sutil y maquiavélica.

Por ello, este movimiento se aboca o debiera inequívocamente abocarse -tal como se expresa en las plataformas- a la reforma de la política y de la Ley Electoral, vía referendum, para fiscalizar y corregir eficazmente a las corporaciones bancarias e industriales, así como al modo de ser y hacer política, implementando las medidas y reformas necesarias que posibiliten que toda decisión importante o trascendente pueda ser tomada directamente por el pueblo (Asambleas Populares), sin interferencias, oscuridades o condiciones arbitrarias por parte de la élite económico-industrial y sus lacayos políticos, institucionales y desinformativos. Eso es DEMOCRACIA REAL.

El interés general y el bienestar de la mayoría nunca más ha de ser supeditado a los exclusivos y espurios intereses y objetivos de una minoría elitista, ambiciosa y corrupta. Es la hora de los ciudadanos, libres y empoderados, asumiendo su responsabilidad y su poder como individuos y como colectivo, para construir una sociedad y un modelo organizativo más justo, solidario, armónico y sensato, llevando a pleno funcionamiento las alternativas que, en todas las áreas, ya están en marcha.

La clara y rotunda ocasión ha llegado. El tiempo es ahora, apenas “minutos” antes de que caigamos en una situación caótica (más que la actual) como la de Grecia. Entonces, sin esperar a que los de siempre mancillen y aborten este genuino brote de cambio y liberación colectiva, pronunciémonos y hagamos AHORA lo que debe ser hecho, de modo pacífico, firme e inteligente.

______________________________

Como los medios de comunicación tergiversan las manifestaciones en España.

Intentar someter las manifestaciones del 15 de Mayo en toda España al silencio informativo era imposible tras publicarlo el Washington Post : “Tens of thousands march in Spain to protest against austerity measures, banks, politicians”, el Boston Globe y la CBS. Decenas de miles de personas salieron a la calle el día 15 respondiendo al llamamiento de la Plataforma DemocraciarealYA ! tras la tímida difusión de las convocatorias por parte de los medios españoles de gran audiencia. La crítica a la clase política cómplice de las estrategias económicas de los causantes de la crisis y a los especuladores financieros se materializó bajo el lema “no somos mercancía en manos de políticos y banqueros”. El día 15, a las 20:00 horas, #15mani era el tercer tema de conversación más importante de Twitter en todo el mundo. #spanishrevolution alcanzaba el puesto más relevante a nivel mundialdel “trending topic” de twiter bajo el silencio de los medios tradicionales (a excepción de La Vanguardia).

#acampadasol , otro de los temas principales a nivel nacional y mundial, recoge información sobre la concentración que tiene lugar en esa plaza y como punto final la fecha de las elecciones del día 22. Esa concentración se puede seguir en directo desde bambuser.com. A través de las redes de internet, se siguen compartiendo hoy apoyos y difundiendo convocatorias, a pocos días de las elecciones municipales y de algunas comunidades. En el twiter leemos : “Esta mañana eran 40, ahora somos 500 #15m
#acampadasol #spanishrevolution (…) Más de 100 personas ahora mismo en Plaza Catalunya. Aunque está la poli y están regando para impedir la #acampadabcn #spanishrevolution“.

Varios sociólogos ya apuntan
a que la protesta del domingo convocada a través de redes sociales puede “configurar un nuevo movimiento social”, por estar convocada al margen de partidos políticos y sindicatos. Jaime Pastor, profesor de Sociología de la UNED y experto en “movimientos de masas” habla de “eslóganes muy expresivos” y de un “acontecimiento con mayúsculas” promovido por un “grupo muy heterogéneo cuyo denominador común es el “antineoliberalismo” y la oposición a las políticas utilizadas “para hacer frente a la crisis”, compartidas por PP y PSOE.

Que decenas de miles de personas salgan a la calle a protestar contra los responsables de la crisis debiera ser portada de periódicos e informativos de la televisión, pero estos han medido minuciosamente su difusión, utilizando patrones de información habituales en la respuesta a las movilizaciones ciudadanas. Así, la duración de la noticia en los telediarios no ha pasado del medio minuto, y en ella se han destacado las opiniones de los políticos (aludidos) del PP y PSOE, quienes incidían en lamentar los actos de violencia que se saldaron al final de la manifestación en Madrid con 24 detenidos, y eludían hacer comentarios más allá de que manifestarse es un derecho constitucional, etc.

En el diario Público, leemos que Zapatero “(…) opinó que ese malestar “no tiene por qué tener un traslado a las urnas (…)”, pero a nadie escapa que el movimiento también está inspirado por un voto crítico que se muestra mayoritariamente indeciso entre votar en blanco o votar a un partido que en ningún caso sería el PP o el PSOE. Nación Red publica la inquietud del PP por el efecto NoLesVotes en Madrid.

En la cobertura mediática de los medios españoles podemos distinguir diversas “imprecisiones” o manipulaciones que desvían la atención del objeto de las protestas o tratan de ensombrecerlas. La principal ha sido, precisamente, colocar el foco mediático sobre los incidentes del final de la manifestación, pese a que tuvieron lugar una vez había finalizado la misma, y a pesar de ser protagonizados por personas ajenas a la la plataforma Democracia Real YA ! El hecho de que se hayan identificado posibles policías infiltrados reduciendo a manifestantes durante esos disturbios, uno de ellos con un pañuelo palestino en la cabeza, y éstos hayan sido grabados por las cámaras de RTVE, no ha encontrado sitio entre las noticias de los principales medios, pero ha fluido en twiter. Plataformas como ’Juventud sin futuro’ condenaron los hechos, al tiempo que recalcan que no tuvieron “nada que ver con ellos”, y que “la manifestación en ese momento estaba desconvocada”. Aún así, varios medios sitúan estos escasos actos de violencia en un lugar privilegiado ; La protesta de « indignados » acaba en una batalla campal (ABC) ; 24 detenidos y varios policías heridos en la protesta antisistema de Madrid (Periodista Digital) ; Los ’jóvenes sin futuro’ provocan una batalla campal : 24 detenidos y 5 policías heridos. La manifestación de la extrema izquierda (…) (Libertad Digital) ; La manifestación de Madrid termina con 24 detenidos (El País) ; (…) jóvenes y mayores antisistema se echaron ayer a la calle (…) (El País) ; Disturbios en la marcha de ’Democracia real’ (europapress) 24 personas detenidas al término de la manifestación en Madrid (Antena 3) ; etc.

La ausencia de la palabra “banco” o “banquero” como blanco de las protestas es un común denominador en los titulares de la prensa, pese a ser uno de los protagonistas del lema de la convocatoria. En lugar de los banqueros, el objeto de la protesta es la “crisis” en abstracto. Es una fórmula habitual en muchos titulares en los que se cambia al responsable principal de la crisis (los bancos, el sistema financiero) por el resultado de sus actos, la “crisis” misma, término al que -por sí mismo- no pueden pedírsele cuentas : “La indignación contra la crisis toma las calles. Miles de personas reclaman más servicios públicos“ (Público).

Contar a los manifestantes por “miles” o “varios miles” (El País) en lugar de usar la expresión más precisa y llamativa : “decenas de miles” (ya hay cifras de más de 20.000 personas en Madrid y Barcelona respectivamente) adoptada por The Washigton Post precisamente.

-Referirse a que los manifestantes reclaman un cambio del modelo “político y social” y dejar en el tintero al sistema económico : “Miles de manifestantes reclaman en Barcelona y Madrid un cambio del sistema político y social” (El Periódico).

Circunscribir la edad de los manifestantes a los “jóvenes”, pasando por alto que participaron personas de todas las edades y de ambos sexos : “Miles de jóvenes piden un cambio de sistema político y social” (ABC) ; ”Los jóvenes se preparan para volver a tomar las calles de varias ciudades” (El Mundo), y sin tener en consideración un comunicado publicado en la web de DemocraciarealYA ! en el que se desmentía que el movimiento fuera exclusivamente “de jóvenes”.

Afortunadamente, los medios convencionales no han sido ni son quienes llevan el peso en la información de los acontecimientos. Son actores secundarios desde hoy y en estas movilizaciones. Ahora los protagonistas son las informaciones de primera mano que parten de la gente organizada y son recibidas directamente por un número creciente de simpatizantes activos a través de twiter, facebook, webs alternativas, etc. saltándose un paso intermedio que cada día es considerado como “de escasa fiabilidad” por un número creciente de personas.

Y LA REALIDAD ES QUE ESPAÑA ESTALLA!!!

Comments

comments

You may also like...

One comment

Comments are closed.