keniaataqueuniversidad1

150 estudiantes muertos tras ataque de islamistas a universidad de Kenia

Los funcionarios de seguridad dijeron que el operativo de seguridad para rescatar a los rehenes terminó y que murieron cuatro de los supuestos atacantes. Fueron liberadas decenas de personas.

 

keniaataqueuniversidad1

Garissa. Las fuerzas de seguridad de Kenia tomaron el jueves el control de una universidad en el noreste del país donde se habían atrincherado extremistas del grupo islamista radical somalí Al Shabab y dijeron que los milicianos podrían haber matado a un máximo de 150 personas, informaron las autoridades.

Los funcionarios de seguridad dijeron que el operativo de seguridad para rescatar a los rehenes terminó y que murieron cuatro de los supuestos atacantes. Fueron liberadas decenas de personas.

El ministro del Interior, Joseph Nkaissery, dijo que hubo 70 muertos, pero admitió que el saldo podría subir. Funcionarios de la policía que insistieron en el anonimato porque no estaban autorizados a hablar con la prensa dijeron que la cifra de muertos podría alcanzar un máximo de aproximadamente 150 víctimas.

Una fuente de la policía de Kenia dijo que hubo 147 muertos y otra fuente de la policía dijo que hubo 160. Una tercera fuente dijo que la cifra de muertos es de cerca de 80, pero dijo que había tantos cuerpos que no podía hacer un recuento completo al caer la noche, pues no había electricidad en el lugar.

Más de 12 horas de toma de rehenes

Asimismo, las fuerzas de seguridad kenianas mataron a cuatro asaltantes y eliminaron “el 90% de la amenaza”, agregó el funcionario.

Decenas de personas resultaron heridas en el ataque que derivó en una feroz toma de rehenes en el recinto universitario, que se extendió durante más de 12 horas.

Los atacantes irrumpieron a las cinco y media de la mañana (02 horas 30 GMT) en el campus de la universidad de Garissa, donde estudian cientos de jóvenes, disparando contra dos guardias en la entrada principal.

Una vez en el interior abrieron fuego indiscriminadamente, y luego entraron en la residencia universitaria, donde tomaron varios edificios.

“Nos despertamos por los sonidos de las balas (…) nadie sabía lo que estaba pasando, las mujeres gritaban y la gente corría por su vida”, dijo Ungama John, un estudiante de la residencia.

Comments

comments

You may also like...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *