8 aportes para mejorar la calidad educativa en la Argentina

La redacción de Comunicación Popular Noticias

A días de las elecciones nacionales del 23 de Octubre, en las que  ganó aplastantemente la Dra. Cristina Fernández, no se conoce propuesta alguna del arco opositor ni del oficialismo en materia de calidad educativa.

Sin embargo, por fuera del ámbito de los partidos políticos, sí existen investigaciones e ideas interesantes a discutir.

El Grupo Compromiso con el Financiamiento Educativo elaboró un documento titulado “¿Cuál es el costo de una educación de calidad en Argentina?”. El mismo, si bien reconoce el profundo avance en materia de inversión educativa llevado a cabo por el gobierno nacional concretado a través de la Ley de Educación Nacional (Ley Nº 26.206, de 2006), en donde se estableció que a partir del año 2011 el 6% del PBI debe estar dedicado al sector educativo de manera exclusiva, identifica que aún queda camino por recorrer y por eso propone 8 medidas de mediano plazo tendientes a lograr una educación de calidad.

Tomando como base del proyecto de inversión el período 2011-2016, para implementar estas ocho medidas se deben destinar $81.400 millones, lo que implica en promedio $13.600 millones anuales. Esto es también equivalente al 16,3% del Gasto Educativo actual y a 1% del PBI

Se reproducen aquí las propuestas

1) Universalización de la oferta de educación inicial para niños de 4 años


En consonancia con lo que estipula la legislación nacional, se propone la universalización de la oferta de servicios educativos para los niños de 4 años de edad entre los años 2011 y 2016. En términos de costos, esta meta contempla los principales rubros relacionados a la ampliación de la oferta educativa: la construcción de edificios o aulas, el equipamiento de los establecimientos, el pago de salarios docentes (directivos, docentes al frente de la clase, y personal auxiliar y de apoyo), y los servicios alimentarios (desayuno y almuerzo). Garantizar la inclusión al sistema educativo de todos los niños de 4 años implicaría incorporar para el año 2016 aproximadamente 195 mil niños. Para albergarlos deberían construirse 1.547 unidades educativas y requeriría la designación de 13.923 nuevos cargos docentes y 3.094 cargos directivos.

2) Universalizar el acceso a la escuela secundaria

La meta de universalizar el acceso a la educación de nivel secundario conlleva un enorme esfuerzo presupuestario, concentrado principalmente en la construcción de nuevas unidades educativas y el pago de los salarios docentes. Para albergar a los 488 mil jóvenes de 12 a 17 años, excluidos del sistema educativo, se estima que deberían construirse 1.382 nuevas unidades educativas para cumplir con la meta en el año 2016.

3) Expansión de la cobertura de jardines maternales para 30% de los niños y niñas entre los 45 días y 3 años de edad, privilegiando a los sectores más vulnerados


La educación inicial ha mostrado en la última década un dinamismo particular en el crecimiento de la escolarización. Los esfuerzos del sistema educativo de gestión estatal han estado orientados principalmente a las últimas dos salas del nivel (4 y 5 años) dados los compromisos legales que han definido esta prioridad. En la oferta correspondiente a los primeros años el crecimiento ha sido menor y ha estado principalmente motorizado por la iniciativa privada, lo cual implica que los sectores más favorecidos de la sociedad son los que han protagonizado esta mayor escolarización. Las ventajas de un ingreso temprano al sistema educativo cuentan hoy con un amplio consenso, por lo cual se propone un mayor involucramiento del sector público en la oferta de educación a los primeros años de vida (de los 45 días a los tres años), para concretamente brindar educación al 30% de los niños de esas edades, priorizando a aquellos que pertenezcan

a los estratos sociales más postergados. Los costos asociados a la meta de escolarizar al 30% de la población de 45 días a tres años se concentran en la infraestructura necesaria para esta oferta, el pago de los salarios docentes y los servicios alimentarios. Se propone escolarizar a 658 mil niños, para lo cual sería necesario construir 36.657 nuevas salas.

4) Jornada extendida para el 30% de los alumnos del nivel primario privilegiando los sectores más vulnerados.

Se plantea la meta de extensión de dos horas de la jornada escolar para el 30% de los niños de nivel primario de escuelas de gestión estatal, privilegiando los sectores más vulnerados. La extensión de la jornada escolar brindaría a los niños más tiempo de estudio, la posibilidad de que los alumnos con mayores dificultades reciban apoyo escolar personalizado, y el tiempo para concentrar una mayor oferta de informática, idiomas, actividades  culturales, artísticas y deportivas. En la meta se contemplan los principales gastos, entre ellos: el costo de la infraestructura necesaria, el pago de la extensión de la jornada y de horas institucionales adicionales a los docentes, el costo salarial de incluir un coordinador de jornada extendida por unidad educativa, y el costo de los servicios alimentarios (desayuno y almuerzo). La extensión de la jornada para el 30% de la matrícula estatal de nivel primario para el año 2016 implicaría incorporar en esta modalidad a 842 mil alumnos, que asistirían a 3.690 unidades educativas, de las cuales 1.845 deberían ser construidas.

5) Reforma de la educación secundaria: concentración de docentes en una misma escuela, creación de cargos de tutores y proyectos financiados por el Estado con autonomía institucional para su uso

Brindar a los docentes de escuelas estatales horas institucionales pagas, la creación del cargo de tutor en cada unidad educativa, y ayuda financiera a las escuelas para encarar proyectos de mejora con autonomía institucional, y la extensión de la experiencia de los Centros de Actividades Juveniles (CAJ) hasta cubrir al 50% de las unidades educativas secundarias de gestión estatal a la que asisten los sectores de menor nivel socioeconómico. La meta propuesta continúa en gran medida las políticas en marcha por el Gobierno Nacional, aunque incrementando su oferta. En concreto, contempla el pago de dos horas institucionales semanales por cada cargo de jornada simple o equivalente, el salario de un tutor designado cada 30 alumnos con una dedicación de cuatro horas semanales, el pago de $15.000 pesos anuales de libre disponibilidad a cada unidad educativa. Además, se calculó el costo de la extensión de la oferta de CAJ a 5.450 nuevas escuelas, cada una demandaría $11.000 por año. Para la implementación en el período 2011-2016, se propone dividir a las unidades educativas de gestión estatal en seis grupos, según el nivel socioeconómico del alumnado, y comenzar con las que se encuentran peor posicionadas.

6) Fortalecimiento de la formación docente inicial: construcción de edificios propios, pago de horas institucionales para docentes y otorgamiento de becas de posgrado

Se plantea la meta de construir edificios propios para los grandes institutos formadores de docentes en su etapa inicial. Estos institutos deberían contar con edificios propios y tener a sus docentes nombrados por cargo, con horas dedicadas a la enseñanza (planificación, dictado de clase y corrección de evaluaciones), a la investigación (que debería incluir el trabajo con escuelas) y al acompañamiento de los alumnos. La meta propuesta contempla la construcción de 40 unidades educativas de formación docente con una capacidad de 2.000 alumnos cada una, suficiente para albergar a 30% de la matrícula actual. Por otro lado, se estima el costo de otorgar cinco horas semanales a los docentes para tareas de investigación, y la creación del cargo de dos coordinadores de investigación por establecimiento. Por último, se calculó el costo de brindar a todos los directivos y docentes en actividad menores de 45 años que trabajan en institutos de formación docente estatales becas de $300 mensuales por un período de dos años para la realización de especializaciones de posgrado y maestrías.

7) Capacitación en servicio paga para los docentes de las escuelas públicas que atienden al 50% de los alumnos provenientes de los sectores más vulnerados

Las escuelas con población escolar proveniente de hogares con menores ingresos tienen problemáticas que les son propias y que requieren estrategias específicas para ser abordadas. Tomando en cuenta esta necesidad, es vital brindar a los docentes capacitación para ejercer su práctica en contextos de mayor pobreza y darles además un espacio para planificar sus clases focalizándose en las necesidades concretas que presenten sus alumnos. Para los capacitadores se sugiere una dedicación de cuatro horas semanales para el dictado de los cursos.

8 ) Provisión de computadoras portátiles para todos los alumnos y docentes de nivel primario y secundario

Se plantea la meta de proveer de computadoras portátiles de bajo costo (Netbook) a alumnos y docentes de escuelas de gestión estatal de nivel primario y secundario, progresivamente y comenzando con los sectores de la población de menores ingresos, hasta lograr una cobertura total en el año 2016. hasta completar el 100% de la matrícula en el año 2016

Comments

comments

You may also like...