Ajuste sin límites: el Gobierno griego decidió permitir la venta de comida caducada en los supermercados

El Gobierno griego ha decidido permitir la venta de comida caducada en los supermercados bajo ciertas condiciones. El alarmante aumento de la pobreza a causa de la crisis se ha cebado especialmente entre pensionistas y familias en las que todos sus miembros están en paro. En vez de andar rebuscando entre los contenedores de basura, los más necesitados podrán comprar comida dentro del supermercado: los alimentos caducados estarán separados de los demás y se venderán a un tercio de su precio original.

Esos productos llevarán una etiqueta especial que los identifique. No, no una del tipo: la persona que compra esto es pobre, sino algún eufemismo que tranquilice las conciencias. La dignidad de los ministros quedará a salvo. Es lo que ahora se llama política social. Estará incluido dentro de las medidas para aliviar la pobreza. Y si alguien se pone malo, aparecerá en las estadísticas dentro de los efectos secundarios de la pobreza.

Por alguna razón difícil de entender para los arquitectos de las políticas de austeridad, los habitantes de los países de economías no sostenibles continúan comiendo todos los días. Es lógico que tengan que alimentarse con comida ‘no sostenible’.

Fuente: http://www.guerraeterna.com/historias-del-capitalismo-4/

Comments

comments

You may also like...