Amenaza de devaluación: “Un bando de combate establecido por las fuerzas del capital internacional contra el Gobierno”

Dólar: ponerle coto al gobierno

Dólar: Arnaldo Bocco:
“un bando de combate establecido por las fuerzas
del capital internacional contra el modelo de Cristina”

No había pasado una semana del triunfo contundente de Cristina, que ya la “mano invisible” (porque no se puede ver pero creeme que son manos de carne y hueso) del Mercado estaba operando en contra el gobierno (pero fundamentalmente contra el país) utilizando al dólar como ariete.

Hoy Boudou, en diálogo radial con Gustavo Sylvestre, advirtió que hay “sectores que buscan apretar”. También Aldo Pignanelli explicó (…) las nuevas medidas que implementó el gobierno para con la moneda estadounidense (…) dijo que las mismas sirven “para paliar la fuga de capitales”, provocada por “la expansión monetaria interna” y porque las multinacionales radicadas en el país envían remesas a sus casas matrices para hacer frente a la crisis en Europa y Estados Unidos.

Para entender mejor el asunto, Arnaldo Bocco, en diálogo con radial con Gerardo Fernández:

dijo:

«…el 54% fue un mazazo (…) una parte mayoritaria de la sociedad le dijo sí a Cristina, seguí avanzando (…) pero evidentemente el poder económico entiende que hay un momento para ponerle coto a la (…) deconstrucción del modelo neoliberal en la Argentina. Y es este, y es el momento (en el) que se tienen que definir los ministros, las políticas y la decisiones de corto plazo. Yo asigno una importancia fundamental a un hecho que marca, posterior a las elecciones de agosto, cuando sorprendentemente Cristina se alza con más del 50% de los votos, a una publicación que hacen las calificadoras de riesgo bajándoles la nota a los bancos en la Argentina. Para mí (…) fue el preanuncio de un bando de combate establecido por las fuerzas del capital internacional contra el modelo de Cristina. Y lo que ocurrió entre ese momento y hoy, en donde hay una inducción por parte de mecanismos informales, que va desde el boca a boca, desde las columnas en algunos periódicos especializados, en los diarios que representan intereses y construyen la agenda de la oposición (…) lo que ocurrió fue esta idea de que el dólar estaba barato, que había que posicionarse en dólares y comienza lo mismo que pasa en los mercados, un efecto manada donde toda la gente piensa que mañana va a haber una megadevaluación y trata de comprar dólares…».

Reflexiones del Ing. Sbariggi:

dijo:

Despejada la incógnita acerca de lo electoral emerge entonces algo recurrente en la vida argentina y que se venía perfilando en el período que fue de las PASO a las elecciones generales: el poder económico, sin representacion politica que le banque los trapos intenta forzar una devaluación y un ajuste que licúe los salarios y transfiera a los sectores concentrados buena parte de lo avanzado en estos años kircheristas respecto de la distribución de la renta, justo antes de comenzar un nuevo período de gobierno con el mayor respaldo electoral desde la vuelta de la democracia. El menú es el de siempre que incluso tendría efectos contradictorios si se aplicasen al mismo tiempo: si la presión sobre el dolar obedece a causas inflacionarias, una fuerte devalución sería trasladada de inmediato a los precios realimentando el proceso. No estamos diciendo tampoco que el fenómeno obedece solamente a una “conspiración”, sino que el poder económico concentrado juega su partido en este terreno y peleará para condicionar al Gobierno todo lo que pueda alentando una corrida cambiaria.

La “corrida” sobre el dolar y la oferta del Banco Central de divisas para frenar una suba con su consiguiente drenaje de reservas son el emergente de esta pelea por torcerle el brazo al Gobierno que se encuentra en el momento de comenzar a delinear la próxima administración y que ha tomado una serie de medidas como por ejemplo la obligacion de las mineras y petroleras de liquidar las divisas en el mercado local y la serie de controles por parte de la AFIP para que los compardores justifiquen los pesos con los que se harian de los dólares, resisitidas por los medios y economistas opositores con argumentos que van desde la violación de los derechos individuales hasta la inutilidad de los controles que solo servirían para fortalecer el “circuito negro” de cambios, como analiza aca el Rulo Dellatorre aca en Página 12.

Más allá de las incertidumbres fogoneadas por los medios que crean “clima” y una memoria histórica de los actores económicos que suelen ser sensibles a estos movimientos, además de una cultura popular “dolarizada”, el Gobierno tiene espalda para hacer frente a esta movida por marcar la cancha tanto en el nivel de reservas que a pesar del drenaje diario aún es aceptble como en una serie de resortes administrativos como los que está empleando para atenuar la demanda de divisas. Se puede argumenar con razón que no es sostenible en el tiempo alimentar la fuga de divisas mediante la venta de reservas en el mercado para sostener al dolar y esa es la apuesta principal de los que empujan hacia una devaluación, pero el stock existente permite disponer de un colchón que si bien no es ilimitado da una base para sustentar ls políticas que se instrumenten para enfrentar este problema.

Mantener un proceso político de inclusión social y creciente participación de los asalariados en la renta requiere de ir venciendo desafíos permanentemente, de ir corrigiendo políticas (no conocemos gobierno que haya aprendido de sus errores tanto como este) y empleando nuevos instrumentos de administración además de requerir como primera condición un fuerte respaldo en las urnas. Cumplido con creces ese primer objetivo la pantalla cambia y es ahora esta pelea la que debe encararse para continuar con el camino elegido por la ciudadanía.

Comments

comments

You may also like...