carne.jpg_1718483346

Bajan ventas de McDonald’s por violaciones sanitarias y laborales

En China y Japón cerraron más de 2 mil restaurantes. (Foto: EFE)

En China y Japón cerraron más de 2 mil restaurantes. (Foto: EFE)

Tras el escándalo que obligó el cierre de la empresa china Husi, proveedor de carnes de la cadena de comida rápida, las ventas han bajado considerablemente, limitando las ganancias. Se estima un descenso récord de la compañía este año.

El gigante de las hamburguesas a escala mundial, McDonald’s, sufre desde julio una desaceleración económica considerable por vender productos con carne recongelada y vencida; más de 10 toneladas, precisan medios internacionales, fueron vendidas por franquicias de la firma en China.

Las ventas siguen bajando, y la cadena de arcos dorados experimentó una baja de 14. 5 por ciento en ganancias en el mes de agosto, lo que estima una cifra en millones de dólares dos veces menor a la del primer trimestre del año que fue de 2 mil 259, 91 millones de dólares.

No sólo los restaurantes de McDonald’s enfrentan duras acusaciones y críticas por el escándalo de la carne podrida, descubierto por el canal de televisión asiático Dragón TV,  que obligó el cierre de Compañía Alimentaria Husi de Shanghái. Además, el proveedor cárnico de KFC y Pizza Hut enfrenta conflictos por este caso en sus franquicias en China, Japón, Rusia, España y Estados Unidos, han dejado de vender varios menús por la falta de carnes, lo cual repercute en sus beneficios netos.

A esto se suman las continuas protestas de miles de empleados de la cadena de comida rápida, por explotación laboral y mejoras salariales, que en algunos casos se ubican por debajo de los salarios mínimos fijos. El pasado 4 de septiembre, 19 trabajadores de cadenas de comida rápida que protestaban en el Time Square de Nueva York (noreste de EE.UU.) fueron detenidos por exigir un aumento de 15 dólares la hora de trabajo, un aumento de 50 por ciento del salario.

McDonald’s reconoce que la reducción de sus ventas se debe al problema de la venta de carne podrida, que ha tenido un significativo impacto en las ganancias obtenidas en China, al menos dos mil restaurantes de la franquicia cerraron por no poder vender variedad de menús. La cadena de comida rápida, ha admitido también que sus productos son tóxicos y contribuyen con el problema de obesidad en el mundo.

Un estudio de nutrición global confirma que la combinación de hamburguesa, papas fritas (papatas) y gasesosa equivale a mil calorías, según la tabla nutricional de la cadena. De modo, que la campaña que emplea McDonald’s para vender sus productos atentan contra la salud y perjudican los hábitos de las personas.

Numerosas denuncias han recibido las autoridades estadounidenses por los malos tratos hacia los empleados, el mal sabor del café o la comida, y por la violación del derecho del consumidor, razón por la cerraron cuatro restaurantes de la cadena en Moscú (capital rusa).

El escándalo de la venta de carne podrida salpicó a Japón y ahora la compañía de comida rápida en ese país tomará medidas de exportación de carnes para recuperar ventas. Los proveedores de carne y pollo serán de Tailandia y Brasil.

América Latina no escapa de la contaminación alimenticia que promueve McDonald’s, tras varias denuncias de consumidores en Brasil, su principal mercado, las ventas han bajado de forma sorprendente. Sólo en 2013, la compañía reportó una caída de 52 por ciento en ganancias, en comparación con 2012, año en el que ni siquiera superó el 30 por ciento.

teleSUR te invita a conocer a través de la siguiente infografía, las pérdidas de McDonald’s:

Comments

comments

You may also like...