Bolivia: Medio millón de personas marcharon a favor de Evo el 12 de Octubre

Ante una multitudinaria e histórica concentración de indígenas, originarios, campesinos, mineros, petroleros, cocaleros, gremiales, universitarios y otros, el presidente Evo Morales, en el Día de la Descolonización, planteó ayer la elaboración de una nueva agenda política para su mandato. Acusó a la oposición política de dividir a los movimientos sociales y expresó su complacencia porque el pueblo boliviano no claudicó con el proceso de cambio.

Interminables hileras de movilizaciones en la ciudad de La Paz, el centro político de Bolivia, y en las principales capitales del país precedieron a la concentración en la plaza Villarroel, donde los dirigentes sindicales, en encendidos discursos, reafirmaron su apoyo al proceso de cambio y expresaron su respaldo al presidente del Estado Plurinacional, Evo Morales.

“Necesito un nuevo mandato de ustedes. Hemos decidido (para) el mes de diciembre con todos los sectores sociales, encabezados por la COB (Central Obrera Boliviana), mineros, cooperativistas, asalariados, petroleros, el movimiento campesino indígena originario, (…) todos, todos; empresarios patriotas, intelectuales, si se suman (…) para debatir una nueva agenda en base a un plan de desarrollo nacional”, dijo Morales, en medio de aclamaciones de “¡Evo¡,  ¡Evo¡, ¡Evo¡”.

A tiempo de rendir homenaje con un minuto de silencio a las víctimas de las jornadas de Octubre de 2003, recordó que la agenda de ese año que era la nacionalización de los hidrocarburos ya se cumplió y está en fase de industrialización con plantas separadoras de gas en Santa Cruz y Tarija.

El presidente Evo Morales habló  durante 35 minutos en la concentración de la plaza Gualberto Villarroel.

“¿Quién no comete errores? Lo importante es corregirlos en beneficio de los bolivianos, porque llegué a la Presidencia para servir al pueblo y no para servirme de él, como hicieron otros gobiernos”.

“A veces pidiendo perdón por culpa de alguna gente que quiere vengarse con este proceso y que no acepta el cambio”.

“Antes, Bolivia importaba políticas, programas y hasta proyectos de países y de organismos internacionales, mientras que ahora es un referente con iniciativas propias e importantes para el desarrollo”.

“Seguramente, hermanas y hermanos, quisieran nuevamente confundir al pueblo boliviano con sus mensajes de algunos medios de comunicación, llevarnos al enfrentamiento”.

“Lo sucedido en ‘octubre negro’ ha sido la luz para fortalecer la lucha del pueblo boliviano”.

Mientras Morales evocaba las luchas sociales y los logros en el marco del nuevo Estado Plurinacional, la columna de marchistas aún estaba al otro extremo de la ciudad, en la avenida Kollasuyo, La Portada.

Ahora me doy cuenta, hermanas y hermanos, no estoy solo; hermano (vicepresidente) Álvaro (García Linera), no estamos solos, hermanos ministros no estamos solos. Está el pueblo que va a defender este proceso de cambio”, exclamó el Jefe de Estado, que llegó a la plaza Villarroel a las 12.45, y recién dio su discurso pasadas las 14.30.

Intentan dividirnos

El primer Presidente indígena de Bolivia criticó a los detractores de “la revolución  democrática y cultural”, instaurada desde 2006, encabezada por los movimientos sociales.

“Intentan dividirnos, hermanas y hermanos, como siempre dividieron antes (…) para que vuelva el Estado colonial, el modelo neoliberal”, dijo en alusión a la marcha hacia La Paz de un grupo de indígenas de tierras bajas, en oposición a que la vía Villa Tunari-San Ignacio de Moxos atraviese el Territorio  Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis).

El Primer Mandatario, en ese marco y ante la campaña contraria a las inéditas elecciones judiciales del domingo, instó a defender el proceso de cambio y la democracia.

“Este proceso no es del Evo, este proceso de cambio no es del Álvaro, incluso, me animo a decir, este proceso de cambio no es del Gobierno, es del pueblo boliviano”, dijo.

Además, Morales reconoció que en su Gobierno se cometieron algunos errores. “Lo importante es corregirlos en beneficio de los bolivianos, porque llegué a la Presidencia para servir al pueblo y no para servirme de él, como hicieron otros gobiernos”, aseveró.

Bolivia modelo

El Jefe de Estado, no obstante,  recordó que Bolivia ya es un modelo para el mundo con la implementación de políticas económicas y sociales que son replicadas en diversos países.

“Antes, Bolivia importaba políticas, programas y hasta proyectos de países y de organismos internacionales, mientras que ahora es un referente con iniciativas propias e importantes para el desarrollo”, enfatizó, según la ABI.

Puso como ejemplo la declaratoria de derecho humano al agua por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 2010. También destacó las políticas sociales y económicas como la defensa del medio ambiente y la naturaleza, y la nacionalización de los hidrocarburos, en 2006.

El pueblo no claudica

El Primer Mandatario del Estado, evocando las luchas sociales de la “resistencia a la toma del poder” en la región desde 1992,  dijo que las impresionantes y espontáneas movilizaciones de ayer le hacen ver que “no hay ninguna claudicación del pueblo boliviano (…) y  ninguna duda de este proceso de cambio”.

Morales recuerda logros

El presidente Evo Morales recordó ayer que el año 2005, antes de ingresar a la presidencia, la inversión pública anual en el país llegaba a 600 millones de dólares; y este año, con el Presupuesto General del Estado Reformulado, la inversión pública programada es de 3.600 millones.

En ese marco, señaló que la lucha del pueblo boliviano no fue en vano al recuperar los hidrocarburos, ya que las regalías están distribuidas en alcaldías y gobernaciones, y se triplican las transferencias a los municipios de toda Bolivia.

El año 2000, las reservas internacionales o ahorros del país llegaban apenas a 1.700 millones de dólares, llevando a Bolivia al penúltimo puesto en América en tener Reservas Internacionales.

El mandatario recordó que en 180 años de Estado colonial y de República, muchos presidentes ahorraron muy poco, pero en su gobierno las reservas alcanzaron los 11.700 millones de dólares.

En 2005, los ahorros del pueblo en la banca nacional llegaron a tres mil millones de dólares, hoy, este año, llegaron a los diez mil millones de ahorro de los bolivianos, lo que demuestra el movimiento económico que vive el país.

Morales señaló que organismos internacionales señalan que la pobreza en Bolivia bajó, y un millón de bolivianos pasó a la clase media.

“Si en 180 años no se resolvieron los problemas, ¿cómo se pueden resolver las demandas de los pueblos en seis? El pueblo antes era esclavo del Estado y de su Gobierno, y ahora el Gobierno y los servidores públicos son los esclavos del pueblo”, dijo.

Comments

comments

You may also like...