Brasil refuerza su espacio marítimo, fronteras y la defensa de la Amazonia

El jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Brasil, general José Carlos de Nardi comentó que en los planes de defensa figuran el monitoreo y control de las aguas de interés para Brasil, así como la implantación de la segunda Escuadra en el Norte y el Noreste.

El jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Brasil, general José Carlos de Nardi, afirmó este miércoles que la prioridad de los militares de este país será defender la Amazonía, las fronteras y el espacio marítimo nacionales.

Nardi aseguró que esa es la misión principal de los integrantes del Ejército, la Marina y la Aeronáutica brasileña en los próximos 20 años, durante su intervención en el segundo Seminario Estrategia Nacional de Defensa, realizado en la Cámara de Diputados.

Durante el encuentro promovido por el Frente Parlamentario de Defensa Nacional, Nardi precisó que las previsiones de la Marina para esa estrategia incluyen la construcción de submarinos y la modernización del poder naval, según reseñó Andina.

Asimismo, prosiguió, en los planes figuran el monitoreo y control de las aguas de interés de Brasil y la implantación de la segunda Escuadra en el Norte y el Noreste.

Destacó que la llamada Amazonía Azul (aguas jurisdiccionales brasileñas) albergan recursos de pesca y petrolíferos pertenecientes al gigante suramericano.

Para el Ejército, el plan contempla la disminución de la concentración de brigadas en el Sureste y Sur, colocando más tropas en el centro de poder político, así como crear nuevas brigadas para monitorear las fronteras, informó Prensa Latina.

Y para la Aeronáutica, el general refirió que la Estrategia Nacional de Defensa prevé el desplazamiento de aviones cazas para la región de la Amazonía, además de la producción de aeronaves KC-390, por la Empresa Brasileña de Aeronáutica, a fin de garantizar la independencia y movilidad de esa fuerza.

Brasil lidera los llamados “procesos de modernizaciones bélicas” en la región. Dicho plan consumirá un 0.7% del PIB anual en un periodo de 20 años. El Plan en cuestión identifica tres sectores estratégicos para la defensa brasileña: el espacial, el cibernético y el nuclear. No obstante ello, su efecto más inmediato se refleja en el rol altamente disuasivo y coercitivo que se la asigna a la fuerza militar brasileña.

Un aspecto central de la Estrategia Nacional de Defensa de Brasil está dado por dos puntos: El primero dice relación con la necesidad de dotarse de una capacidad de monitoreo/control, como ellos lo denominan. Poseer fuerzas militares capaces de saber “donde y cuando” se concentran las amenazas. Asociado este último, los brasileños señalan la necesidad de desarrollar una capacidad de “responder rápidamente ante cualquier amenaza o agresión a través de la “movilidad estratégica”. Una lógica “preventiva” se respira en dicho documento.

El segundo punto interesante es la reorganización de las necesidades de defensa: Brasil, reorienta sus “preocupaciones en defensa”, señalando que las hipótesis de conflicto ya no están centradas en el Sur y Sudeste, sino que “en el Norte, Oeste y Atlántico Sur”.El Ministerio de Defensa brasileño advierte que “la Marina debe estar presente en la desembocadura del Rio Amazonas y en las grandes cuencas fluviales del Amazonas y del Paraguay-Paraná”. Mientras que el Ejército, señala, “debe posicionar sus reservas en el centro de país”, pudiendo de esta forma “desplazarse en cualquier dirección”. Una defensa “territorial” sudamericana se impone.

Finalmente, el documento es claro en señalar que, las FF.AA brasileñas deberán, “concentrar su presencia de unidades en las fronteras”, teniendo en cuenta que Brasil debe “estructurar el potencial estratégico alrededor de capacidades” militares de alta tecnología. La vigilancia del espacio aéreo y “sobretodo” (según consta en el documento del Ministerio de Defensa brasileño) del territorio nacional de Brasil, es una alta prioridad. No se descarta en absoluto que dicha vigilancia sea de espacios terrestres y aéreos “otros” que los nacionales. Lo que resulta obvio y necesario para cualquier posicionamiento de fuerzas en caso de crisis o conflicto.

Fuente: La Radio del Sur / Andina. Publicado en : http://blogger.loboalpha.com.ar/2012/02/brasil-refuerza-la-defensa-de-la.html#ixzz1mVgJhSGU

FUERTE INVERSIÓN EN ARMAMENTOS DE ALTA TECNOLOGÍA

Brasil busca posicionarse como potencia de proyección mundial

Brasil se encuentra en prceso de consolidación como una de las grandes potencias a nivel mundial. En lo económico, ha alcanzado el sexto lugar en el planeta, incrementando su peso político en diversas organizaciones y lanzando un nuevo plan de defensa del país, en un proceso iniciado en el año 2008 con la nueva “Estrategia Nacional de Defensa”.

Durante el gobierno  del  presidente Luiz Inácio Lula da Silva fueron promulgadas varias leyes para consolidar el nuevo sistema de defensa brasileño.

Entre los lineamientos de esta nueva “Estrategia Nacional de Defensa” se establece que el Brasil no adquirirá  “paquetes cerrados” en cuestión de armamento y equipamiento militar, sino que se deberá incluir la transferencia de tecnología.

Una de las consecuencias directas de esta acción será el apuntalamiento de la industria bélica brasileña con inversión de capital local y extranjero.

El Gobierno sostiene que con esto también se ayudará al desarrollo económico, con la construcción y modernización de diversas fábricas, la contratación de mucha mano de obra y su capacitación.

Entre las áreas definidas en la “Estrategia Nacional de Defensa” se destacan cuatro grandes proyectos.

Control fronterizo

Se destinarán 6.000 millones de dólares para implementar el “Sistema Integrado de Monitoreo de Fronteras” (Sisfron).

El proyecto contempla radares de imagen, radares de comunicación, Vants (vehículos aéreos no tripulados),  blindados y el aumento hasta 49 de los actuales 21 “Pelotones Especiales de Frontera”, unidades especializadas de reacción rápida.

El costo promedio de cada pelotón es de unos 21 millones de dólares.

El costo de manutención anual de todo el proyecto representará el 10% del total de la inversión.

Vigilancia marítima

La revista brasileña “Negócios”, de este mes, publica un artículo titulado “El Brasil se arma”, donde se define el plan de vigilancia del litoral marítimo, “El Sistema de Gerenciamiento de la Amazonia Azul” (Sisgaaz).

“A pesar del nombre, el programa no tiene nada que ver con la selva. La palabra ‘Amazonia’ fue empleada como un sinónimo de abundancia de recursos naturales y un elemento de marketing. El foco es el monitoreo de la costa brasileña (de ahí la referencia al azul del mar). La idea es vigilar actividades como navegación, pesca, producción de petróleo y gas”.

Sisgaaz tiene un presupuesto de 2.000 millones de dólares.

De acuerdo a la publicación, “el objetivo es crear un gigantesco ‘Gran Hermano’ que incorporaría hasta un nuevo satélite, valorado en 400 millones de dólares”.

Flota submarina

Brasil ha adquirido de Francia cuatro submarinos Scorpène y uno más destinado a convertirse en el primer submarino nuclear brasileño, y de la región.

El acuerdo incluye un astillero donde  Brasil podrá construir sus propios submarinos.

El desarrollo del submarino nuclear está a cargo de los propios brasileños que vienen trabajando el proyecto desde hace 3 décadas.

Se destinarán 9.000 millones de dólares para completar esta flota submarina.

El proyecto FX-2

Quizás el más llamativo aspecto de todo este proyecto de defensa sea la adquisición de 36 aviones de caza de última generación, valorados en alrededor de 6.000 millones de dólares.

Estados Unidos, Francia y Suecia están en competencia para dotar al Brasil de estas aeronaves de guerra, que serán la espina dorsal de la flora aérea brasileña.

El punto fundamental es la transferencia de tecnología que exige Brasil para realizar la compra.

Hasta el momento, pareciera ser que los Rafale franceses llevan las de ganar.

El Brasil se halla decididamente abocado a apuntalar su posición de gran potencia.

Comments

comments

You may also like...