Chile aprobó la construcción de la central que afectará a Lago Puelo


El  de Chile aprobó la construcción de una central hidroeléctrica en la Región de Aysén, que geográficamente solamente está separada de  Andina, más precisamente de Lago Puelo, por la propia línea de la Cordillera de Los Andes.

Se trata de una obra de 645 millones de dólares según informó Página 12, y su ubicación será en una región a la altura de la provincia de Chubut, previéndose la entrada en funcionamiento de la central en el año 2019, tal lo aprobó el gobierno de Sebastián Piñera, a pesar de la oposición de grupos ecologistas.

La Alcaldía de Aysén denunció en este sentido que no se respetó el acuerdo de una consulta ciudadana previo a la votación, y se advirtió que la Central Hidroeléctrica Cuervo se construirá en un sitio que está lleno de volcanes y una falla geológica.

Cuando recién comenzaban los movimientos ecologistas a oponerse al proyecto, Jornada entrevistó al respecto en mayo del año pasado al intendente de Lago Puelo, Iván Fernández, y ya aseguraba que estaban atentos y que “se oponen a cualquier intento de llevar a cabo una obra de esa envergadura”.

De lo mismo hablamos con el geólogo Tomás Cané, director de Estudios y Proyectos de ese municipio, quien afirmó que no es aconsejable y que ningún ingeniero se animaría a dirigir un emprendimiento de esas características, como tampoco alguien se animaría a tomar la decisión por el alto costo político, aunque ahora se conoció la decisión de Piñera.

La Secretaría de Evaluación Ambiental (SEA) de Aysén, aprobó por unanimidad la construcción de la central hidroeléctrica en Río Cuervo, al sur de Santiago de Chile, y se espera que sea la primera de tres presas que Energía Austral, filial de la minera suiza Xtrata Cooper, pretende construir en la zona. La empresa planea edificar allí una central de embalse con una capacidad estimada de 640 megawatts, y una inversión de 645 millones de dólares, o alrededor de 500 millones de euros.

Consecuencias

Entre las consecuencias que provocaría una represa en la X Región, están el peligro por la existencia de una falla que de romperse por un movimiento de la placa continental, inundaría pueblos chilenos. Asimismo habría un cambio climático con incremento de las precipitaciones y consecuente inestabilidad de las laderas montañosas y erosiones. Obviamente la flora y la fauna se verían afectadas notoriamente.

Iván Fernández planteó desde el escenario de las hipótesis, que la obra haría que el río Puelo se nivele (tiene la cota superior y la inferior) y se confunda con las aguas del mar del otro lado, en un solo espejo.

Cerca de Lago Puelo

Lago Puelo dista a 6 kilómetros de la frontera con la X Región de Chile, y la represa se ejecutaría en esa área, razón por la que el Gobierno Provincial y el municipio habían pedido el año pasado que se cree de manera urgente la “Cuenca Binacional del Puelo”, de manera de tener un ámbito donde plantear el desacuerdo en un posible futuro desarrollo de estos proyectos hidroenergéticos.

La Cuenca del lado argentino la conforman Lago Puelo por Chubut y El Bolsón por Río Negro con sus respectivos gobiernos provinciales y municipales, y el planteo es que se conforme un estamento binacional, incluso con la participación de ambos Estados nacionales, porque las aguas del río Puelo van para Chile.

Uno de los puntos que despiertan mayor controversia es el de los riesgos que presenta, para la población de Aysén, la construcción de la represa: la megaestructura se emplazará sobre una falla geológica. En ese sentido, el director del Servicio de Evaluación Ambiental, Eduardo Riveros, indicó que se evalúan impactos ambientales y no riesgos de los proyectos.

Comments

comments

You may also like...