Chile: Crean grupo de tareas e Inteligencia para perseguir manifestantes por la Educación Pública

Con una cámara de video en el casco...
Con una cámara de video en el casco...

La decisión se produce en medio de las críticas de dirigentes sociales y autoridades políticas al actuar represivo de la policía uniformada, y a su incapacidad para controlar los desmanes. Y el anuncio se produce en medio del debate de la denominada “ley Labbé o ley Hinzpeter”, que reprime las manifestaciones

Con el objetivo de controlar mejor y de manera más eficiente los disturbios que se producen en medio de las manifestaciones sociales, junto con detener a sus responsables, Carabineros creó un equipo especial llamado “Cazadores”.

Según informa este viernes La Tercera, el grupo está compuesto por alrededor de 30 efectivos y se enfoca tres aspectos relevantes: detener a los encapuchados, identificarlos en caso de que escapen, y recoger pruebas contundentes en su contra para que los jueces no los dejen en libertad.

Esto último apunta a evitar que las detenciones sean declaradas ilegales, “algo habitual este año”, según la publicación, que recuerda que sólo seis personas de las 1.781 arrestadas en los casi seis meses de protestas han quedado en prisión preventiva.

Singularmente, el grupo fue creado luego de cinco meses de violencia de los encapuchados, que comenzaron con no más de 30 sujetos. Algunos de ellos incluso eran carabineros tal como se han mostrado imágenes de televisión, una de ellas, en Valparaíso, donde un sargento encapuchado tuvo que esconderse en el edificio del Congreso Nacional.

Lo raro de este equipo es que se crea justamente cuando se debate en la ley represiva denominada “ley Labbé o ley Hinzpeter” que no permite las manifestaciones y deja al arbitrio de Carabineros si está acción es pacifica o no.

“Cazadores” está compuesto por efectivos de Fuerzas Especiales, agentes del OS-9, de la Dirección de Inteligencia de Carabineros (Dipolcar) y peritos del Labocar, quienes fueron elegidos con una exigencia de “condiciones físicas aptas para perseguir a los encapuchados durante trechos largos”.

La decisión se produce en medio de las críticas de dirigentes sociales y autoridades políticas al actuar represivo de la policía uniformada, y a su incapacidad para controlar los desmanes. Incluso algunos de ellos que están fuera del ámbito político-social como fueron las detenciones arbitrarias y discriminadoras de cerca de 200 hinchas de Colo Colo por el sólo hecho de llevar una camiseta del equipo popular en la Comuna de Las Condes, hace diez días

Comments

comments

You may also like...