Clausuran el Carrefour de Avellaneda por contaminar el Riachuelo

Inspectores de ACUMAR penalizaron a la empresa por arrojar efluentes sin el tratamiento necesario después de analizar muestras de agua.

Dentro del Plan de saneamiento integral que lleva a cabo la ACUMAR (Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo) se llevó a cabo la clausura de la sucursal Avellaneda de la empresa Carrefour por arrojar líquidos al curso de agua sin el debido tratamiento que se exige a las industrias y empresas asentadas en las márgenes.

Los inspectores llegaron ayer –horas antes del discurso de la Presidenta en el que Cristina Fernández instó a colaborar para el saneamiento de la cuenca- y determinaron que la empresa todavía no cumple con los requisitos necesarios fijados por el Plan de Reconversión Industrial, por lo cual deberá adecuar sus instalaciones a las normas mínimas para evitar contaminar las aguas.

Desde diciembre del año pasado que INC S.A. Carrefour figura en la lista de “Agentes Contaminantes” que deben presentar su plan de reconversión industrial para evitar seguir con la contaminación del lugar. Según pudo saber 24CON, el hipermercado cuenta con una planta de tratamiento de residuos cloacales pero no funciona de forma plena, ya que habría dejado de pagar el abono a la empresa terciarizada encargada del mantenimiento e incluso también existiría un conflicto con las medidas de las piletas de tratamiento.

Es por eso que las muestras obtenidas en el vertido de los líquidos de Carrefour superan los estándares máximos de contaminación permitidos por el organismo, quien procedió a la clausura del local de la calle Pavón 299 pasadas las 15. Al día de hoy el predio se encuentra cerrado y con seguridad custodiando el ingreso hasta que regularice la situación, que incluiría además el pago de un seguro ambiental.

Sin embargo no es la primera vez que Carrefour obstaculiza la limpieza del Riachuelo. En junio de este año, la justicia le impuso un embargo a la empresa por no cumplir con la orden de desalojo impuesta por el Juez Federal de Quilmes Luís Armella para despejar los terrenos por los cuales pasará el “camino de la sirga”, una obra fundamental para el saneamiento, por lo que el hipermercado tuvo que dejar libres los 35 metros desde el margen del río establecidos por el artículo 2369 del Código Civil.

Fuente: 24con

Comments

comments

You may also like...

Comments are closed.