Colombianos marchan contra medidas neoliberales en salud y educación

Profesores y estudiantes llenaron dos veces la Plaza de Bolívar en Bogotá y rechazaron la política neoliberal de Santos en materia de salud y educación.

A la céntrica plaza arribaron en primer lugar los profesores, tanto de la capital, como de otros municipios del Cundinamarca y del Meta, exigiéndole al gobierno de Santos abstenerse de llevar a cabo los pretendidos recortes en salud.

El Gobierno prepara un paquete de recortes y la implementación de cobros en la salud que incluyen entre otros, el pago de bonos, cuotas moderadoras y copagos, la reducción de la atención médica de todo tipo de enfermedades excluyendo las de alto costo, exigencia de periodos mínimos de cotización o preexistencias, y la reducción de entrega de medicamentos.

Los educadores también rechazaron la pretensión del gobierno de incluirlos en la famosa Ley 100 de 1993, la cual condena a muerte a los pacientes al convertirlos en mercancías. Es decir, si el enfermo no tiene plata para pagar los altos costos privatizados de salud, entonces está condenado a morirse frente a los hospitales, convertidos en empresas mercantiles.

Otra razón de la protesta de los educadores son las reformas educativas que el gobierno ha venido implementando hacia la privatización de la educación, tanto en la básica como en la secundaria, a través de megacolegios en concesión y la cobertura educativa con empresarios privados.

Así mismo por la entrega de la administración de los colegios públicos a entidades religiosas; la entrega de dineros a las comunidades indígenas para que contraten maestros, tercerizando con ello la profesión de los educadores; y por la pretensión de acabar con las escuelas normales, pues las quiere convertir en instituciones tecnológicas superiores, pero sin presupuesto y en total incertidumbre.

Marcha de estudiantes

Más de 40 mil estudiantes, tanto de universidades públicas como privadas, marcharon junto a los maestros por la Carrera Séptima hasta la Plaza de Bolívar, en defensa de la educación pública y exigiéndole al gobierno del presidente Santos no continuar la privatización de la misma.

“NO a la educación como una mercancía, SI como un derecho”, fue una de las principales consignas coreadas por los estudiantes a través de la marcha de protesta, en la que sucedió algo muy novedoso:

Parte de los mismos estudiantes se plantaron delante de los piquetes de la Policía para evitar la agresión de algunos de los marchantes, tal vez infiltrados, que buscaban con esas acciones violentas la confrontación directa para llevar al fracaso una vez más la portentosa manifestación.

Todos los manifestantes estuvieron de acuerdo en que extenderán y potencializarán las protestas en las calles, sí el Gobierno continúa adelante con sus nefastas políticas neoliberales que excluyen, someten y pauperizan al pueblo Colombiano.

El candidato del Polo Democrático Alternativo a la Alcaldía de Bogotá, Aurelio Suárez, estuvo presente apoyando la gran jornada de protesta social. De igual forma la alcaldesa encargada Clara López, desde una ventana del Palacio Liévano saludó la multitudinaria manifestación en la Plaza de Bolívar.

Por su parte los grandes medios de “comunicación”, escritos, radiales y televisivos, plegados al régimen, minimizaron de forma descarada la jornada desviando la atención exaltando los trancones vehiculares.

Fuente: Kaos en la Red


Comments

comments

You may also like...