El plan de Macri para controlar Puerto Madero y el negocio de los estacionamientos

La Corporación Antiguo Puerto Madero, que no tiene más terrenos que vender, cambió de titular y se disolvería el 8 de julio . Eugenio “Chipi” Breard reemplazó al kirchnerista Fernando Suárez y comenzaría con la transición para que el barrio dependa exclusivamente de la Ciudad, sin depender más de Nación.

LPO anticipó que la Corporación Puerto Madero se disolvería el próximo 8 de julio puesto que ya no cuenta con más terrenos para vender.

El último conflicto que implicaba al organismo creado en 1989 se resolvió en marzo, cuando la Corporación que comparten el Gobierno nacional y el porteño aceptó la sentencia de la Cámara que reconoce a la Universidad de Buenos Aires el derecho de dominio sobre el Campo de Deportes del Colegio Nacional de Buenos Aires, ubicado en un predio de casi 20 mil metros cuadrados ubicado en avenida de Los Italianos y Macacha Güemes, en Puerto Madero.

Y tal se como anticipó, el último terreno con el que contaba la Corporación quedó en manos de la constructora Cornovial, que a fines del año pasado le ganó la licitación al macrista Nicolás “Nicky” Caputo por dos parcelas ubicadas en el dique 4.

La tentación más grande que representa el control de la Corporación ahora se centra en el millonario negocio de los estacionamientos.

El organismo bipartito es el encargado de firmar los contratos con las empresas privadas que explotan los garages ubicados en el espacio público del barrio. Como pudo saber LPO, a ese negocio apuntará el macrismo.

Como explicara este medio en notas anteriores, detrás de los estacionamientos privados del corredor de Alicia Moreau de Justose ubican las empresas BRD, Dakota (bajo el nombre de Estuno S.A.) –propietarias de SEC y STO respectivamente, ambas concesionarias del estacionamiento medido y de las grúas en la Ciudad- y Ultrasistemas, tres sociedades anónimas que operan en el lugar desde hace quince años.

Control del directorio

Luego del fallecimiento de Iván Heyn, la Corporación quedó desde enero en manos del kirchnerista Fernando Suárez, ex director ejecutivo del Onabe, que completó el mandato.

Por la tradicional rotación de autoridades del directorio que componen 3 integrantes del gobierno porteño y 3 integrantes del Gobierno nacional, ahora Suárez fue reemplazado por Eugenio “Chipi” Breard, que ya fue presidente de la Corporación antes del mandato de Heyn y llegó al directorio de la mano de Mauricio Macri.

De esta manera, el macrismo tendrá la posiblidad de desempatar en caso de una igualdad de votos dentro del directorio, que además de Breard y Suárez integran Néstor Peña y Alfredo Garay, por parte de Nación, y Daniel Dubinsky y Damián Sarquis, por el lado del gobierno porteño.

El objetivo del macrismo ahora se centrará en absorber las facultades de la Corporación para que se transfieran a la órbita de la Ciudad. Por ende, dejaría de existir la sociedad entre Ciudad y Nación.

LPO

Comments

comments

You may also like...