El “subsidio ” de Macri a Clarín por las netbooks es más que todo el subsidio al subte (y que no quiere pagar)

Como han y hemos comprobado varios que nos pusimos a hacer las cuentas, Macri pagó 190 (o más) millones de dólares de más por las mismas netbooks que compró el Estado Nacional para Conectar Igualdad.

190 millones de dólares son unos 800 millones de pesos.
El subsidio que hasta el momento destina anualmente el Estado Nacional a mantener el precio del subte es de 700 millones de pesos.
O sea, Macri puede ser tan generoso con los poderosos, pero con sus votantes tan fieles, ay, ahí los generosos deben ser el resto de los habitamtes del suelo patrio, esos que usan los hospitales públicos porteños para gran disgusto de esos fieles votantes porteños.
No es la única comparación que puede -y debe hacerse- en tema cifras: está también el turbio asunto (polémico se lo dejamos a Moreno!) de los Bonos Tango, crédito de 450 millones de dólares contratado digitalmente ( a dedo!) con el Credit Suisse, por el que se pagaron un montón de comisiones y que ni siquiera se utilizó, o sea, la guita se depositó en bancos y se compraron letras del tesoro recibiendo mucho menos interés que el que se paga en el crédito.
Pero estas minucias no son nada al lado de la sobretasa: el 12,5% anual es una tasa usuraria, que hace que se paguen mínimo (si se hubiera contratado al 9% que también es usuraria) 50 millones de dólares de más en intereses.  Que son más de 200 millones de pesos.
Y estos son nada más dos casos que conocemos de robo -porque no se puede hablar de despilfarro, esto es un expolio muy bien calculado-; quién sabe qué más habrá por ahí.
Majul tiene razón, Cristina vive en un mundo paralelo, que no se corta ni se cruza con este de Macri, en donde el saqueo es visto por dos tercios de los votantes como prerrogativa de alguien rubio, que siempre se encuentra con “Cacho”, que viaja mucho a Europa, que se casa y tiene hijos con alguien que se beneficia de la explotación de los mismos que molestan en los hospitales públicos porteños, y que es bienvenido y festejado en el programa de televisión de una individua que importó su auto haciéndolo pasar por un auto para discapacitados, que puso su programa a disposición de un famoso cura condenado por abuso de menores, que ganando millones al año se queja porque no puede comprar dólares habiendo declarado ganar 3000 pesos al mes…
Saquear al Estado nacional y a sus ciudadanos, a sus votantes locales, y encima seguir recibiendo subsidios.
No va más.

Comments

comments

You may also like...