En respuesta al pedido de diálogo argentino el Reino Unido envia armas nucleares a Malvinas

La presidenta anunció que además de la “militarización del Atlántico Sur”, el gobierno reportará la introducción de armamento nuclear en la zona. David Cameron dijo que defenderá “apropiadamente” la autodeterminación isleña.

El gobierno argentino denunciará hoy ante el Comité de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) la militarización del Atlántico Sur y la introducción de “armamento nuclear en la zona” por parte del Reino Unido, según lo anunció ayer la presidenta Cristina Fernández al encabezar un acto oficial. El canciller Héctor Timerman viajó anoche a Nueva York y hoy se reunirá con el presidente del Consejo de Seguridad, Kodjo Menan, y con otras autoridades del organismo.

Antes de la partida del canciller, hubo noticias británicas: el primer ministro, David Cameron, aseguró que el Reino Unido “defenderá apropiadamente” el derecho de sus habitantes a la autodeterminación. Durante una visita a Suecia, Cameron dijo que cuando la Argentina haga la presentación “se va a encontrar con que está dentro de la Carta de la ONU el respaldo a la autodeterminación y los isleños quieren mantener su status, su conexión con el Reino Unido”. “En tanto quieran mantener ese status, vamos a defender las Islas Malvinas apropiadamente para que ese sea el caso”, advirtió.
El artículo que cita Cameron dice que “los Miembros de las Naciones Unidas que tengan o asuman la responsabilidad de administrar territorios, cuyos pueblos no hayan alcanzado todavía la plenitud del gobierno propio, reconocen el principio de que los intereses de los habitantes de esos territorios están por encima de todo”.
Timerman se reunió ayer con la presidenta para ajustar los detalles de la presentación. Horas después, al encabezar un acto desde la Casa de Gobierno, Cristina anunció que el canciller formalizaría hoy la denuncia ante la ONU por la militarización británica del Atlántico Sur, pero agregó que el planteo incluirá el arribo de armas nucleares.
En el mismo acto, la presidenta repudió la “cobarde” agresión que sufrió el diputado José María Díaz Bancalari el pasado jueves, en las adyacencias de la Casa de Gobierno y tuvo una mención especial al intendente de Eldorado, Norberto Aguirre, presente en el acto, quien fue combatiente en las Malvinas: “Cuando un grupo de personas ataca a uno solo de atrás a los golpes, eso nos hace acordar a épocas pasadas, de la dictadura. Por eso, hablo de los verdaderos combatientes, los que estuvieron en las islas”, expresó la jefa de Estado.
Timerman formalizará la denuncia ante el embajador Kodjo Menan, presidente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.  Además, el canciller informará personalmente al presidente de la Asamblea General de la ONU, embajador Nassir Abdulaziz Al-Nasser, y al secretario general del organismo, Ban Ki-moon, “sobre la violación del Reino Unido de las cerca de 40 resoluciones de las Naciones Unidas que convocan al diálogo entre Gran Bretaña y la Argentina para resolver pacíficamente el conflicto iniciado en 1833 con la invasión militar de las Islas Malvinas.”
El canciller mantendrá encuentros también con el presidente a cargo del Comité de Descolonización, embajador Pedro Núñez Mosquera, y con los representantes de Colombia y Guatemala en su carácter de países latinoamericanos, miembros del Consejo de Seguridad.
El martes, en un acto en la Casa Rosada, Cristina Fernández acusó al Reino Unido de estar “militarizando el Atlántico Sur”. En la Casa Rosada creen que el envío de un buque destructor y las versiones sobre la llegada de un submarino nuclear, a lo que se suma el mantenimiento de una base militar de sustanciales proporciones en la isla, y la llegada de Guillermo (nieto de la reina Isabel II) no pueden ser leídas de otra forma.
Se trata, también, de intentar colocar el conflicto por la soberanía de las Islas Malvinas al máximo nivel internacional. Aunque los especialistas descuentan que el poder de veto del Reino Unido en la Comisión de Seguridad podría dilatar por mucho tiempo su tratamiento.
Ayer, Barry Elsby, integrante de la Asamblea Legislativa de Malvinas, se negó a bajar la tensión en el conflicto al considerar que las fuerzas militares que están en el territorio son “el mínimo” para “prevenir acciones militares”. “Si los argentinos renuncian a sus demandas, no habría necesidad de tener tropas”, dijo. Y aseguró, pese a la insistencia argentina en abrir un diálogo diplomático: “Los argentinos desean volver a invadirnos.”  <

Fuente: http://tiempo.infonews.com/2012/02/10/argentina-746-argentina-denunciara-tambien-el-envio-de-armas-nucleares-a-las-islas.php

Comments

comments

You may also like...