Mempo Giardinelli y sus “Cartas a Cristina”


Si bien Mempo Giardinelli es un escritor de cuentos y novelas, reconocido en muchos países y con una larga trayectoria, se ha dedicado en forma paralela al análisis político. Su interés por los problemas que acarrea la Argentina lo lleva a bregar por la necesidad de debates en los que se traten estos temas que aun preocupan (o deberían) a muchas personas, y que son de gran importancia para el desarrollo del país. Cabe agregar que Giardinelli es un intelectual crítico pero adhiere al Gobierno.

Sus posturas en diversas temáticas fueron planteadas en una larga suma de cartas a la presidenta Cristina Fernández publicadas en Página/12, y ahora editadas en su nuevo libro, al cual se le suman otras reflexiones y más cartas.

– ¿Cómo definirías Cartas a Cristina?

Es un libro que creo se está mostrando bastante original. Porque en realidad yo soy un intelectual que adhiere al gobierno, que lo apoya en algunas cosas, pero no me considero kirchnerista. No formo parte de ningún colectivo, ni a favor ni en contra. Creo que el rol del intelectual es simplemente pensar con autonomía e independencia, y desde ahí lo que he hecho con este libro es una reflexión en voz alta dirigida a la Presidenta de la Nación. Un poco con la idea de una conversación que yo hubiera querido tener con ella, porque creo que mucha gente la critica de manera muy dura, mucha la aplaude de manera muy blanda, y eso no le hace bien no sólo a ella sino al país, que necesita un pensamiento elevado y un cotejo más bien crítico, en el sentido analítico. No digo que yo lo voy a hacer, digo que si uno puede, tiene que hacerlo.

Escribir este libro fue una experiencia muy honrosa, recorrer todos estos años, una década tan dura. Si tengo la oportunidad de que la Presidenta me lea, sé que me ha leído en otras ocasiones, quiero poder decirle con toda sinceridad: “Mire, señora, yo puedo adherir a muchas de las cosas que usted hace pero me parece que está metiendo la pata en esto, aquello y lo otro…”. Yo creo que esto es real y es necesario para hacer mejorar al país. Por lo menos yo intento hacerlo desde mi minúscula, modestísima posibilidad.

Yo no les pido nada, Yo no espero nada, lo único que me importa es que el país esté mejor, y si puedo colaborar, bueno, ahí estoy colaborando. A mi no me paga nadie. Soy un tipo absolutamente independiente, no respondo a ningún poder político ni ideológico de ninguna índole, y simplemente escribo con mi corazón, con mi cerebro, con mis lecturas y mi literatura, obviamente.

– Si tuvieras que hacer un resumen de las críticas principales que exponés sobre este Gobierno, o lo que vos decís que se “aplaude de manera blanda” …

El Gobierno ha tenido muchos aciertos que no hay que escamotearlos, hay que reconocérselos y aplaudirlos. Creo que el coraje que ha tenido la Presidenta en muchos sentidos y los avances que ha dado al país en materia de Economía, política monetaria, independencia, Relaciones Exteriores, Cultura, Educación, Fuerzas Armadas, Derechos Humanos, hay que ser muy cretino para no reconocer que el país ha mejorado fantásticamente, extraordinariamente. Lo cual no quita que hay algunos aspectos que me parece que son los que se ponen en la balanza, por ejemplo en materia de transparencia institucional el país está bastante atrasado, el Gobierno no tiene una política anticorrupción clara, no existe y es una pena; hay una política en torno al cuidado del medio ambiente que es un desastre, que habría que reorientarla con cierta velocidad; no tiene una política de transporte, estamos muy atrasados. Esto le cuesta mucho dinero al país y mucho esfuerzo a la sociedad. Así que puedo aplaudir unas cosas y señalar las otras, ése es un poco el tono general del libro.

– Sobre el lanzamiento de Plataforma 2012 ¿Cuál es su posición acerca del texto de presentación y del momento en el que se lanza como contrapartida de Carta Abierta?

En primer lugar quiero decir que yo no fui invitado ni a formar parte de Carta Abierta en su momento ni tampoco de esta otra opción, de manera tal que puedo decir que me parece bien que los intelectuales que quieran participar de algún colectivo se expresen a favor o en contra de un proceso institucional. Los intelectuales tenemos que generar una enorme responsabilidad frente al país y me parece saludable en democracia que esto se exprese con la fuerza y la contundencia y consecuencia con la que lo hizo Carta Abierta en su momento, más porque ellos han trabajado con cierta regularidad y ahora me parece muy bien que aparezca este grupo. Saludo el debate, el análisis, la difusión. Creo que en este caso todavía no está claro, he leído nada más que lo que salió en el diario La Nación, me da la impresión de que todavía esta especie de presunta respuesta es embrionaria, sé que han tenido alguna discusión y unas bajas. Quizá es un problema de que no es tanto el debate interno que ellos puedan haber tenido, si no más bien el interés de algunos medios en desgastar de tal o cual manera al Gobierno, cosa que hacen permanentemente.

A mi solamente me cabe decir que tengo amigos, gente que respeto en ambos colectivos. Yo cuando tengo que decir algo me expreso a través de mis artículos y como digo, soy quizá un exagerado independiente, pero bueno…

– ¿Alguna reflexión final en torno al libro?

Algunas de las cartas a Cristina están publicadas en el diario Página/12 y otras son nuevas. Es una larga carta conversacional. En mi libro nada es blanco y nada es negro.

Entrevista: Conrado Yasenza / Martín Crudele
6/1/2012 – www.nosepagarescate.com

Comments

comments

You may also like...