This 2014 photo provided by the Argentina Navy shows the ARA San Juan, a German-built diesel-electric vessel, docked in Buenos Aires, Argentina. Argentina's Navy said Friday, Nov. 17, 2017, it has lost contact with the submarine off the country's southern coast. (Argentina Navy via AP )

Extraña casualidad: Aguad y Macri le habían pedido al Senado permiso para hundir un submarino como ejercicio militar

El ministro de Defensa Oscar Aguad junto al presidente Mauricio Macri, el jefe de Gabinete Marcos Peña y el canciller Jorge Faurie habían presentado hace tan solo 3 meses un pedido especial al Senado de la Nación para realizar un ejercicio en conjunto entre la Armada nacional y la Marina de Brasil, el cual consistía en “la simulación de una emergencia de un submarino posado en el fondo del mar” e “imposibilitado de salir a la superficie”.

El Destape tuvo acceso al expediente que ingresó al Senado el martes 25 de julio, y que contó con su aprobación, pero no el de la Cámara de Diputados, luego que la sesión en la que se trataría el proyecto fuera suspendida por un escándalo protagonizado entre Elisa Carrió y Margarita Stolbizer.

En el mismo, el ministro de Defensa solicitaba un permiso especial al Congreso para realizar un“ejercicio combinado de adiestramiento en el mar, junto a la marina de la República Federativa de Brasil”, para el cual se utilizaría un submarino “tipo ARA Santa Cruz”, gemelo del ARA San Juan, actualmente desaparecido con 44 tripulantes a bordo.

Además, allí se detallaba que el lugar del ejercicio sería en “aguas de la zona económica exclusiva de la República de Brasil o aguas de la zona económica exclusiva de la República Argentina”, lugar donde se reportó por última vez la embarcación.

El objetivo del ejercicio se basaba en la simulación de una emergencia de un submarino posado en el fondo del mar, imposibilitado de salir a superficie: “Debe ser buscado, localizado y auxiliado por el resto de las unidades navales participantes”, y contaba con una duración de entre 7 y 14 días, según lo solicitado por el ministro de Defensa, Oscar Aguad.

Además, en el mismo pedido, la Armada también solicitaba emplear un buque de salvamiento de submarino, y buzos para la evacuación del personal de la nave siniestrada. “El costo será cubierto con fondos presupuestarios de la Armada Argentina y era de $2.043.144”, detallaba el pedido realizado al Senado en julio pasado.

Roberto Navarro
________________________________________________________

Extracto de nota publicada en BBC

Uno de los grandes interrogantes que llama la atención de los expertos navales es por qué el ARA San Juan no activó ninguna de las muchas alertas que tenía a su disposición para avisar de que estaba en problemas.

Además de contar con dos teléfonos (uno satelital y otro “subacqua”, que permite llamar a otros buques a una distancia máxima de 1.000 metros) el submarino tenía otras formas de contacto.

La más obvia que podía haber usado es la radiobaliza, un equipo que indica la posición del buque y ayuda a la tareas de socorro.

También contaba con una boya que es eyectable y que deja una mancha verde en el mar, de un kilómetro de extensión.

Tampoco fueron activadas las bengalas, ni se eyectaron las balsas salvavidas u otros objetos del submarino, que también sirven como indicativo de ubicación en caso de una urgencia.

Pero además de que nada fue activado, el ARA San Juan tampoco parece haber realizado la primera maniobra que indica el protocolo en caso de problemas: salir a superficie.

Esto se podría haber logrado eyectando agua de los tanques y se puede hacer incluso si el submarino se queda sin propulsión.

El hecho de que ninguna de estas señales se utilizara abona la teoría de que el buque pudo haber sufrido una gran explosión repentina, lo que parece ser la principal hipótesis que explora la Armada en este momento.

http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-42104740

Comments

comments

You may also like...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *