Parlamento de Irak acusa a Estados Unidos de robar 18.000 millones de dólares para reconstrucción

Los fondos, explicó el gobierno de Bagdad, procedían de las ventas del petróleo iraquí, de bienes incautados y del Programa Petróleo por Alimentos y eran controlados por Estados Unidos

Iraquies esperando raciones de comida en Bagdad (2009)

El presidente del Parlamento iraquí, Osama al Nayai, responzabilizó al gobierno norteamericano por el paradero de 18.700 millones de dólares que estaban destinados a la reconstrucción de Irak entre 2003 y 2004.

Los fondos, explicó el gobierno de Bagdad, procedían de las ventas del petróleo iraquí, de bienes incautados y del Programa Petróleo por Alimentos y eran controlados por Estados Unidos y han sido supuestamente robados por instituciones estadounidenses .El comité para la integridad calificó la desaparición de los fondos de “crimen financiero” pero señaló que las resoluciones del Consejo de Seguridad le impedían a Irak formular denuncias contra EE. UU.“Todo esto es indicativo de la corrupción financiera de algunas instituciones de Estados Unidos, que robaron el dinero del pueblo iraquí asignado para desarrollar Irak, por valor de unos 18.000 millones de dólares”.

El parlamentario declaró a la cadena Al Yazira que “hay muchísimo dinero iraquí que data de la primera administración George Bush y que se halla desaparecido. El Fondo de Desarrollo de Irak ha perdido cerca de 18.000 millones de dólares, su paradero actual se desconoce y no tenemos constancia de documento alguno que acredite que se haya gastado”.

Las cifras dadas por Al Nayai triplica las estimaciones realizadas anteriormente sobre el dinero perdido durante los primeros años de la ocupación de EE.UU en Irak. Inicialmente se calculaban 6.600 millones de dólares, pero el parlamentario asegura contar con cifras actualizadas procedentes de un informe conjunto realizado por auditores estadounidenses e iraquíes, reportó el diario El País.

Un informe emitido en julio de 2010 por el inspector general especial estadounidense para la reconstrucción de Irak señalaba que el Departamento de Defensa es incapaz de rendir cuentas en relación a 8,7 mil millones de dólares procedentes del petróleo y gas iraquíes.

“Nadie de la parte iraquí controlaba el trabajo de Paul Bremer en aquel entonces. Por eso creo que la administración de Estados Unidos debe responder del paradero y uso del dinero”, dijo el portavoz gubernamental iraquí, Ali al-Dabbagh, a la cadena árabe Al Jazeera el pasado domingo.

La destrucción de la nación árabe comenzó el 20 de marzo de 2003 con la invasión de EE.UU para derrocar al mandatario Sadam Huseein y a su partido gobernante, bajo el pretexto de incautar “armas de destrucción masiva”. Meses después se conoció que las empresas del vicepresidente norteamericano Dick Chenney fueron las primeras en obtener contratos para “reconstruir” el país.

Fuente: Prensa Latina-Correo del Orinoco – Russia Today en español

Comments

comments

You may also like...