La invisibilización del Ser en la construcción del deseo erótico

Donde se pone el deseo erótico? En qué lugar de la construcción del deseo erótico se encuentra una construcción individual?

La cultura occidental indica que se debe desear y de qué forma, utiliza tantas artilugios para implantar estos modelos que muchos de ellos son extremadamente sutiles, la psicología, las leyes. En este último ejemplo surge la pregunta, porque se encuentra legislada la monogamia, y el deseo erótico solo debe estar puesto en una persona? Esto a inclusive a pesar de la gran contradicción monógama de la sociedad occidental. También hay implantaciones de formas más obvias como la industria cultural o la religión.

Resulta interesante las respuestas que en general dan las personas a las siguientes preguntas, cual es vuestro deseo erótico? cual es la construcción de vuestro deseo erótico?  Generalmente se expresa que este deseo estará dado en función de otra u otras personas con las cuales se genera un vínculo afectivo, es decir que el placer estará supeditado a los deseos de otra persona. No se plantea la construcción de un deseo erótico que luego se relacionará con otros deseos, sino que el deseo será el impuesto por esa otra persona, no sería esto una invisibilización del Ser? Es fundamental que la construcción del deseo en vínculos con otros Seres, sea a partir de una resolución del deseo de esas individualidades, para que no se invisibilice ningún Ser.

Es mucho más común preguntarse y cuestionarse cuál es el deseo por fuera de lo erótico, allí resulta más simple poder visibilizar el deseo y si se está bajo la opresión imperialista de otra persona. No obstante, es tan sutil y se está tan dominado por el discurso dominante que resulta difícil poder evidenciar los lugares de opresión en la construcción del deseo erótico.

Otra forma de invisibilizacion del Ser, se da a partir de los prejuicios de nuestra cultura, allí pensamos el deseo en función del deber, como deber atuar, vestir, etc. Un ejemplo claro tiene que ver con el modelo instaurado de belleza, que se debe aparentar en términos estéticos para ser objeto de deseo, aquí ya no importa el Ser, sino el ser un objeto deseable.

Para poder escapar de esto, es imperioso destruir la imagen generalizada normalizadora de la industria cultural que nos indica que es lo que podemos desear, lo que no y la forma.  Para romper con este modelo cultural impuesto del deseo, es imperiosa la exploración de nuevas fronteras, experimentar para determinar cuál es el deseo por fuera de esta imposición, redefinir nuestra cultura y pensar la misma en términos igualitarios.

El deseo erótico es político…. Entonces la construcción que hagamos de él, y la forma en que nos vincularemos con otros deseos, no sería parte constituyente de nuestra individualidad?

Comments

comments

You may also like...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *