Noam Chomsky en defensa del imperio

El famoso escritor y lingüista defiende la historia oficial sobre el atentado del 11 de septiembre del 2001 en EEUU

Chomsky, es tal vez el más conocido de los analistas y denunciantes de la política exterior estadounidense, ha escrito varios libros sobre el tema y ha dado charlas alrededor del mundo explicando la política imperialista de Estados Unidos y sus aliados.

Sin duda, Chomsky ha despertado muchas mentes a la geopolítica y es un referente a la hora de analizar temas como los conflictos en el medio oriente, el imperialismo internacional o política mundial. A través de sus publicaciones ha expuesto en detalle a grupos como Al-Qaeda y los talibanes, quienes según él, han tomado la ley en sus manos y decidieron vengar al mundo musulmán de la política asesina de Estados Unidos y sus aliados.

Casos como el ataque al pentágono y las torres gemelas del 11 de septiembre, son según Chomsky, un claro ejemplo de las reacciones que provocan las acciones imperialistas de Estados Unidos alrededor del mundo.

Chomsky recorre el mundo explicando que los musulmanes no odian a Estados Unidos por su “libertad” o su “democracia” como dice el gobierno estadounidense, sino que lo odian porque los bombardea y roba sus recursos naturales. Este análisis seria revelador para alguien que nunca se ha informado debidamente. Pero alguien con el mínimo conocimiento de historia mundial (verdadera) sabe que Estados Unidos es un estado terrorista.

Bajo ese concepto, la explicación de Chomsky resulta lógica, ya que los musulmanes como otros pueblos del mundo tienen razones suficientes para tomar acciones de represalia contra el país que histórica e impunemente ha hecho tanto daño.

Ahora bien, sin hurgamos más en el tema de los musulmanes y el terrorismo veremos que el Talibán fue creado por Estados Unidos para contrarrestar la invasión militar de la URSS a Afganistán en 1979. Así mismo, Al-Qaeda es una creación imperial.

No es un secreto que la familia De Osama Bin Laden ha tenido lazos económicos con los Bush y por lo tanto con el gobierno estadounidense.

También ha resultado muy sospechoso el supuesto asesinato del terrorista número uno, como le llamaban a Bin Laden, como también es extraño que el grupo de soldados que llevó a cabo el supuesto asesinato, pereciera poco tiempo después cuando el helicóptero en el que se trasladaban fuera derribado.

Desde el comienzo de los ataques de la OTAN en Libia, El coronel Gadhafi ha denunciado ante la incredulidad de muchos que Al-Qaeda estaba siendo reclutado por el ejército estadounidense para atacar a Libia. Lo cual, obviamente fue desmentido por la casa blanca.

Recientemente numerosos reportes internacionales sostienen que existe una asociación de Al-Qaeda con los mercenarios libios financiados por Estados Unidos y la OTAN. Incluso Abdel-Hakim al-Hasidi, quien es comandante de uno de los grupos de los “rebeldes” libios admite que Al-Qaeda se encuentra entre las filas de rebeldes.

Estados Unidos ha mantenido una política de financiamiento a grupos terroristas desestabilizadores en los cinco continentes, para justificar invasiones, bombardeos y las 507 bases militares permanentes en 38 países y los más de 1000 sitios de presencia militar al rededor del mundo.

Una de las tácticas más utilizadas por Estados Unidos, es crear condiciones de violencia en los lugares que quiere invadir o en sitios donde quiere mantener su presencia militar o política. Lo hemos visto en los últimos años en; Haití, México, Iraq, Afganistán, Colombia, Pakistán, Venezuela, Honduras y la lista continúa. La misma estrategia Con variaciones de intensidad y adaptadas a cada situación y región.

Metafóricamente (o no), el gobierno estadounidense constantemente ha creado el virus y el antídoto, y a los pueblos en desgracia les ha dado dos opciones, sumisión o muerte.

Ahora bien, los lazos cada vez más evidentes que unen a la OTAN y especialmente al gobierno de Estados Unidos con Al Qaeda y el Talibán, comienzan a desintegrar las bases del análisis de nuestro amigo Chomsky , de que Bin Laden perpetró los ataques del 11 de septiembre del 2001 y que es una venganza del pueblo musulmán.

En su desesperación, Chomsky ha llegado a decir que las pruebas de la veracidad de la historia oficial sobre dicho ataque terrorista son abrumadoras.

De repente nuestro camarada pasa de ser denunciante a ser abogado defensor del gobierno de E.E.U.U.

La prueba más clara de desesperación por tapar el sol con un dedo, la ofreció en una de sus charlas cuando se le preguntó sobre el 11 de septiembre del 2001.

En resumen, Chomsky contestó así:

_“Los gobiernos usan el pretexto de defensa contra el terrorismo, para disciplinar a las sociedades y de esa manera, Estados Unidos aprovechó el ataque terrorista del 11 de septiembre para adelantar su política imperialista.

_Pero es extremadamente imposible que el gobierno de E.E.U.U. fuera cómplice de este hecho. Hubiera sido una locura intentar algo así.

_ Si eso hubiese ocurrido, se habría filtrado la información, los secreto son difíciles de mantener. Hubiera habido pelotones de fusilamiento y ese habría sido el fin de el partido republicano. Habría sido algo muy difícil de controlar.

_ Hay una gran industria en la izquierda que trata de probar que los ataques fueron planeados por la administración Bush y demás, pero si ven sus evidencias, cualquiera que sabe algo de ciencia las desecharía.

_ Hay muchas coincidencias y fenómenos inexplicables, pero si observan un experimento científico controlado, ocurre lo mismo. Al final, hay muchas cosas inexplicables y coincidencias curiosas. Y cuando se trata de un evento natural o no controlado, la mayoría de lo que ocurre es inexplicable.

_ En mi opinión, la evidencia contra el reporte oficial no tiene ninguna validez.

_ Pensar que algo así pueda ocurrir tiene poca credibilidad.

_ Yo estoy aislado en este tema porque una gran parte de la izquierda anglosajona no está de acuerdo con esto y tienen todo tipo de teorías de conspiración sobre cómo y porque ocurrieron los ataques.

_ Creo que están equivocados pero además creo que lo que hacen es distraer a la gente de temas más importantes. Y en el caso de que fuera cierto, lo cual es extremadamente imposible. ¿A quién le importa? Creo que no tiene ninguna significancia.

_ Es algo similar a la cantidad de energía que se dedicó a investigar quien mató a John F. Kennedy. Vaya a saber quién fue y además, a quién le importa.

_ Me refiero a que mucha gente es asesinada a cada momento. Por qué debe importar si una de esas personas fue John Kennedy. Si hubiera alguna razón para creer que hubo una conspiración a altos niveles, tal vez sería interesante, pero las evidencias contra eso son abrumadoras.

_ Después de todo, tal vez el asesino fue solo un marido celoso, una mafia o alguien más.

_ ¿Qué diferencia hace eso?

_ Eso es solo desviar energía de temas que importan, a temas realmente sin importancia.”

A grandes rasgos, en su charla, Chomsky nos dice que no tiene relevancia saber quien y porqué fue asesinado un presidente de Estados Unidos, y que saber quienes estuvieron detrás del atentado contra las torres gemelas no tiene importancia

No se si los familiares de las miles de víctimas fatales del 11 de septiembre del 2001 son o no de izquierda, pero creo que tampoco estarían de acuerdo con Chomsky y su análisis tan irracional sobre un crimen de lesa-humanidad.

También Chomsky sugiere, que si el Gobierno de Bush hubiera sido responsable del ataque del 11 de septiembre del 2001, habrían sido fusilados. Pero nuestro amigo pretende no saber que está comprobado que el gobierno de Bush mintió al mundo para iniciar la guerra contra Afganistán y lo volvió a hacer en el 2003, cuando dijo que en Iraq había armas de destrucción masiva.

Por esa mentira que legitimó la guerra, murieron más de 1.5 millones de personas. Y aun, siendo de público conocimiento que fue una mentira, ni Bush ni ningún mercenario de su gobierno ha sido enjuiciado. Chomsky pretende olvidar que la guerra contra Vietnam como tantas otras acciones bélicas que costaron la vida a millones de personas, también fueron emprendidas basándose en mentiras.

Pero Chomsky nos dice que el gobierno estadounidense no se atrevería a atentar contra su propio pueblo.

Cabe recordar, que Chomsky fue y es un acérrimo defensor de la teoría oficial sobre el asesinato de John F. Kennedy. Magnicidio famoso no solo por el hecho en si, sino también por las características del suceso, como las irregularidades en la investigación y manejo de evidencia.

La historia oficial de que hubo un solo francotirador, no corresponde con la trayectoria de los disparos, a tal grado que a uno de los disparos se lo denomina como “la bala mágica”. Lee Harvey Oswald, el supuesto francotirador, fue asesinado por un mafioso dos días después de ser arrestado, a plena luz del día y frente a las cámaras.

También un dato interesante es que Jacob Rubenstein, el mafioso que asesinó a Oswald, murió de cáncer de pulmón en la cárcel dos años después. Con lo cual, desaparecen los implicados más directos del caso. Pero para Chomsky, nada de eso tiene relevancia.

Si comparamos lo anterior, con las declaraciones del fundador de Wikyleaks, Julian Assange, en la entrevista que le hizo Belfast Telegraph sobre el 11 de septiembre del 2001, podemos observar la similitud de su opinión con la de Chomsky. Assange dice: “Me molesta mucho que la gente se distraiga con falsas conspiraciones como la del 11 de septiembre cuando en todos lados nosotros proveemos evidencia de conspiraciones reales para la guerra o de fraude financiero.”

Parece ser que Assange olvida, que el ataque de 11 de septiembre del 2001 sirvió como excusa para iniciar la guerra contra Afganistán y van más de 50.000 víctimas.

También hemos podido ver como medios de comunicación Como Al Jazeera, que habiendo hecho excelentes trabajos de investigación periodística, ganado respeto y credibilidad a nivel mundial, de repente han dado un giro de 180 grados en su política y han mostrado su verdadero rostro. El rostro de un mercenario de la información que no le importa mentir ante el mundo para propiciar y ocultar el sufrimiento y muerte de miles de personas inocentes.

Aljazeera ha mentido descaradamente al mundo, informando la supuesta toma de trípoli desde una Plaza Verde creada para la ocasión en Qatar y aun sigue diseminando sus mentiras sobre Libia por el mundo entero.

Así es que lamentablemente podemos ver que tanto analistas políticos como Chomsky y medios de comunicación como Al Jazeera, han creado un gran currículo de trabajo informativo, analítico y de denuncias contra las injusticias, para hacernos bajar la guardia y hacerse creíbles ante el mundo.

La estrategia utilizada es; infiltrar y convertirse en parte central y voz líder del espectro social contra el imperio mundial, pretendiendo ser su enemigo.

Algo así como una quinta columna mediática expectante para atacar contra la propagación de la verdad, cuando el imperio entra en desventaja.

Hoy la información fluye más que nunca, ya sea verídica, manipulada o inventada, está disponible a más gente en todo el mundo, por lo cual los mercenarios de la comunicación de todos los niveles están aun más activos. Razón suficiente para que en la sociedad internacional adoptemos una posición más crítica y analítica.

Los gobiernos capitalistas ven a los pueblos que se revelan, como algo indeseable, como simples “alimañas” que hay que erradicar. Pero cuando las cosas se ponen “críticas” y los indeseables son demasiados, ellos envían a un “flautista de Hemlin”. Alguien que guie a los indeseables a aguas profundas.

Los siguientes enlaces son del video relacionados al texto y algunas fuentes de información.

http://www.youtube.com/watch?v=TwZ-vIaW6Bc

http://www.belfasttelegraph.co.uk/lifestyle/features/wanted-by-the-cia-wikileaks-founder-julian-assange-14880073.html

http://www.theblaze.com/stories/libyan-rebel-commander-says-his-fighters-have-al-qaeda-links/

http://antiwar.com/casualties/

http://radiotrinchera.org/archivos/documental-misterios-del-9-11/admin/

Comments

comments

You may also like...

Comments are closed.