Nobel de la paz envía militares a África central

El 14 de octubre el presidente Barack Obama anunció el envió de unos 100 soldados “equipados para el combate” a Africa Central. Esta acción es parte del esfuerzo concertado de Washington para fortalecer la influencia del imperialismo norteamericano en el continente africano.

Los soldados “son principalmente fuerzas de operaciones especiales”, reportó el Servicio de Prensa de las fuerzas armadas.

La acción militar tendrá como blanco el Ejército de Resistencia del Señor (LRA), el cual la prensa en Estados Unidos describe como un grupo persistente de bandidos armados que operan en Uganda y sus alrededores desde los años 90. Las fuerzas de Estados Unidos operarán en Uganda, Sudán del Sur, la República de Africa Central y la República Democrática del Congo, en operaciones conjuntas con las fuerzas militares de los regímenes de esos países, ayudando a cimentar las relaciones con Washington.

El verano pasado Obama firmó una ley comprometiéndose a ayudar a sus aliados africanos en la campaña, la cual cuenta con amplio respaldo de ambos partidos.

Desde 2008 Washington ha proveído 33 millones de dólares en ayuda militar para asistir al gobierno de Uganda a combatir contra el LRA, según el secretario de prensa del Pentágono, George Little. El adiestramiento también incluyó una brigada de infantería ligera en la República Democrática del Congo.

El despliegue de tropas en Africa Central sucede cuando Washington ha estado extendiendo su presencia en el continente, fortaleciendo las operaciones ofensivas militares del Comando Africano de Estados Unidos durante el bombardeo de la OTAN en Libia. Ataques aéreos con aviones teledirigidos de Washington han tenido lugar en Libia y Somalia. También se está abriendo de nuevo una base de aviones teledirigidos en la isla de Seychelles, frente a la costa oriental de Africa, con otra en funcionamiento en Djibouti, en la zona norte del continente.

“Hay unos 200 asesores militares de Estados Unidos en Kenia y Etiopía, y unos 3 500 efectivos conduciendo misiones en Djibouti”, según el Wall Street Journal.

El continente se está convirtiendo rápidamente en la fuente más importante de hidrocarburos y otros combustibles para Estados Unidos y representa un campo de batalla clave en la competencia por recursos y mercados entre Washington y sus poderes rivales en Europa y Asia, particularmente Beijing.

Fuente

Comments

comments

You may also like...