Petras: “Es una farsa seguir hablando de primavera árabe cuando una dictadura vuelve al poder”

En Egipto los militares han secuestrado el levantamiento popular. Hay una alianza entre militares y fundamentalistas para bloquear la democratización. Comentarios para CX36 Radio Centenario del sociólogo norteamericano, Prof. James Petras desde Nueva York, Estados Unidos.

-Petras, ¿cómo estás?

-Estamos muy bien Chury. Tenemos varios temas. Empezamos con el mundo árabe y después pasamos a América Latinaenfocando sobre ChileVenezuela y si hay tiempo podríamos considerar lo que está pasando en EE.UU. con la protesta contra Wall Street.

SIRIA

Primero hablemos de Siria porque los medios de comunicación como brazo de las clases dominantes enEuropa y EE.UU. han distorsionado toda la naturaleza del conflicto. La imagen que presentan del conflicto de que es una gran masa de movimiento popular que está atacando el gobierno, esa imagen es totalmente falsa, no es una movilización pacífica; es una lucha armada que los datos indican que cerca de mil soldados y policías han muerto.

Independientemente de lo que uno piensa del movimiento y el gobierno, caracterizarlo simplemente como pacífico no es correcto. Es un conflicto armado.

Segundo, no es una simple protesta con exigencias de algún cambio. Los líderes han declarado que es una forma de tumbar al gobierno, es una insurrección, no una simple protesta.

Tercer factor, dice la prensa que es un movimiento endógeno, un movimiento simplemente de los pueblos que buscan solucionar sus problemas. Pero hay mucha documentación de hace tiempo, que los EE.UU. están canalizando recursos hacia las fuerzas opositoras, incluso de forma muy abierta. El embajador norteamericano se fue a la marcha a incitar a los manifestantes a seguir su lucha hasta derrocar al gobierno. No sólo eso sino que hay muchas indicaciones de que a partir de Turquía hay armas entrando al país. Hace dos días encontraron un almacén lleno de ametralladoras y lanzadores de misiles. Entonces tampoco es simplemente un levantamiento interno. Hay mucha influencia externa que está fomentando esta protesta.

Cuarto punto, la prensa occidental habla de la lucha por la democracia. Pero las principales fuerzas internas son dos. Una es las fuerzas pro occidentales, similar a lo que pasó en Libia, que es gente que está actuando para imponer un régimen que podría someterse a la política norteamericana y de Europa. La segunda vertiente de la oposición son los fundamentalistas musulmanes que quieren imponer un régimen religioso contra el régimen secular que existe ahora. Entonces la dicotomía democracia o autoritarismo es falsa. Es una lucha entre títeres y religiosos contra un régimen autoritario.

Esas son algunas clarificaciones que debemos tomar en cuenta. Ahora, ¿cuáles son las alternativas? De una forma y otra tenemos de un lado el imperialismo respaldando a los levantados con armas, apoyo, sanciones en las Naciones Unidas. Y en el otro lado tenemos un régimen autoritario represivo. Pero existe alguna posibilidad de que entre los opositores e incluso dentro de los apoyos del régimen haya fuerzas democráticas seculares que si les permiten, podrían formar una oposición que presente una alternativa más democrática pero preservando la secularidad del régimen y manteniendo su política antiimperialista.

Estas fuerzas no reciben apoyo gubernamental y tampoco del imperialismo, y tampoco los medios de comunicación los presentan como una verdadera opción. Es una de las tragedias: existe la posibilidad de una salida pacífica tal vez negociada que evite la destrucción del país. Y finalmente hay que entender que Rusia China, con el veto en el Consejo de Seguridad, entienden que esta insurrección armada está manipulada por el mundo occidental. Según los observadores en las Naciones Unidas entienden que están utilizando el mismo plan que utilizaron en Libia: montar protestas, llamarlos demócratas, armarlos y utilizar sanciones como apertura hacia un ataque militar.

Por esta razón Rusia y China rechazan la propuesta occidental de sanciones. Porque a partir de cláusulas que permiten defender a quienes reciben beneficios humanitarios es que luego entran las fuerzas aéreas y terrestres de la Otan para destruir al gobierno. Por esto Rusia y China con todas las reservas que tienen con el régimen de Siria están en contra. Ellos quieren que haya una rectificación interna; Rusia propone que el régimen de Assad modifique el autoritarismo. Pero hasta ahora esta propuesta de Rusia, que es la que me parece más racional, ha sido rechazada por Francia, Estados Unidos e Inglaterra y también por el régimen de Assad.

Por esta razón debemos mantener nuestra posición contra los ataques occidentales sin caer en la trampa de decir que en la actualidad todo está perfecto. Esos son mis comentarios sobre Siria.

EGIPTO

El otro asunto es Egipto donde la junta militar mató a 26 cristianos hace tres días. Hay que entender lo que está pasando. Los militares en el poder han raptado el levantamiento popular. Ahora hay una dictadura militar que está bloqueando la democracia. Los militares están de una forma y otra implícitamente empujando a los fundamentalistas para que ellos dominen lo que representa la oposición. Hay una alianza tácita entre militares en el poder y fundamentalistas en la oposición para bloquear la democratización. Por esta razón los militares han dado la oportunidad para que los fundamentalistas ataquen a los cóptos cristianos. Ellos esperan con esto desprestigiar a la oposición y distraer a un sector del público de la meta democrática. Utilizan esta masacre para justificar la dictadura y bloquear el proceso de transición.

Los militares no tienen ninguna intención de democratizar el país. Han encarcelado cientos de manifestantes, han reprimido muchas huelgas, han intervenido en las universidades. Es una farsa seguir hablando de la primavera árabe cuando una dictadura vuelve al poder como en el caso de Egipto. Debemos ser claros en eso. Hay una alianza, triple alianza ahora en Egipto, entre militares, la Otan eIsrael para mantener el status quo contra el movimiento del pueblo. Y el pueblo cada vez más entiende por eso hay muchas huelgas sindicales de maestros y otros sectores para buscar poner algún contenido en este llamado gobierno de transición.

CHILE

-Habías hablado de América Latina como tema también.

-El tema de América Latina es lo que está pasando principalmente en Chile en este momento. Chile es un ejemplo de estos países con una fachada democrática que esconden una sociedad con las peores desigualdades en toda América Latina. Y aparte de los procesos electorales, son gobiernos muy represivos, con las peores maneras de controlar al pueblo. Encarcelan a mapuche, indígenas y golpean a los manifestantes que tratan de exigir un mejoramiento en el estándar de vida.

Hace tiempo que la burguesía en Chile es la más hipócrita en el mundo. Hablan mucho de la democracia, hablan mucho de la estabilidad y no hablan nada de las desigualdades. Hay que entender que en Chile, según The Economist, tienen el peor financiamiento de educación pública universitaria de todos los países en América Latina, en Europa y en Norteamérica. El porcentaje que va hacia la educación pública universitaria es la misérrimo. Por ejemplo, sólo el 45% de los estudiantes van a la universidad pública. La gran mayoría van a universidades privadas que exigen pagos altísimos. Eso significa que el acceso a la universidad es muy clasista, para perpetuar la estructura de clase. Ahora, el señor Piñera, que es un multimillonario, está utilizando la táctica del palo y la zanahoria: primero ofrece alguna compensación sobre becas para la educación pública pero sin cambiar el sistema de ingreso, los exámenes y las condiciones para la gran mayoría de los estudiantes.

Antes de las manifestaciones Piñera tenía un apoyo de más del 50 %. Ahora ha caído a un 20%, mientras las últimas encuestas indican que el 80% del público apoya la lucha estudiantil y las reivindicaciones estudiantiles. Esta polarización ha causado enormes inquietudes con el gobierno. Ha aumentado la represión más salvaje. Empieza a demonizar al movimiento estudiantil llamándolos extremistas, por el hecho de que el presidente de la federación universitaria es una mujer comunista, una joven líder con gran capacidad y que está encabezando las luchas.

Eso indica otra cosa: cuando los estudiantes empiezan a buscar la justicia social abren la caja dePandora para que todos los sectores que se sienten excluidos de este modelo chileno puedan expresar su oposición. Y esa oposición existía durante los gobiernos ‘socialista’ y democristiano anteriormente. Pero el control partidario de los sindicatos y otras organizaciones bloqueaban la expresión. Ahora con el gobierno neoliberal, la derecha no tiene los mismos mecanismos para manipular a las grandes masas populares, por eso ahora tenemos la expresión más abierta de este proceso.

En Chile pasa algo similar a Uruguay en el sentido de que mantiene toda la apariencia de una democracia estable pero esconde la realidad de grandes desigualdades, de grandes privatizaciones excluyentes. Es de facto, no está escrito decir excluimos los pobres, excluimos a la clase trabajadora de los beneficios. Pero por cómo está organizado el sistema electoral, no presenta las alternativas que el pueblo quiere. Entonces monopolizan el discurso y a partir de los medios reprimen cualquier presentación de lo que realmente existe en la sociedad. Aparte de radio Centenario y otros medios, la gran mayoría de la gente todavía no encuentra una forma de expresarse. En Chile el hecho de que el movimiento estudiantil es muy dinámico abre la posibilidad para que otros sectores sociales puedan registrar su rechazo al sistema existente.

ESTADOS UNIDOS

Y en los Estados Unidos el movimiento contra Wall Street sigue creciendo. Ahora, otra vez tenemos una campaña en los medios para desprestigiar al movimiento, a pesar de que ahora está funcionando de una forma u otra en cientos de ciudades. Pero empieza ahora la represión. Anoche en Boston encarcelaron a más de cien manifestantes y en Washington también están tratando de marginarlos afuera de la vista del gran público.En Nueva York la policía lanza un feroz asalto para desalojar los acampados. Lo que quieren es aislarlos y marginarlos para minimizar la importancia que tiene. Algunos amigos ayer entrevistaron a personas de Wall Street off the record y la gente de Wall Street se siente muy enojada y muy frustrada por el hecho de que hay un movimiento que saca a la luz sus prácticas de estafas, corrupción y ganancias. Los grandes capitales se sienten afectados por este movimiento.

Mientras la derecha está utilizando todas las armas de desprestigio, Obama y los demócratas no han expresado ningún apoyo porque ellos también financian sus campañas con lo que dan los ricos de Wall Street. Acá tenemos un movimiento que sigue independiente y librado a su propia fuerza.

El factor subversivo a todo eso son los sindicatos, que en primera instancia declararon su apoyo a este proyecto de ocupar Wall Street; incluso marcharon junto con los ocupantes en una gran marcha hace una semana de más de 30 mil personas. Pero hace pocos días lo que vemos es que los sindicatos han declarado una gran marcha en apoyo de Obama y su plan de empleo.

Fuente:  La Haine

Comments

comments

You may also like...