Refutando una mentira fascista de Duhalde: “No hay ningún control con la gente que viene a nuestro país”

El ex presidente explicó así la presencia de narcotraficantes, ya que, según él, podrían pasar sin problemas. Aunque los controles fronterizos son similares a los de otros países.


En una entrevista radial, Eduardo Duhalde se refirió al narcotráfico, y explicó que el problema es “que no hay ningún control con la gente que viene a nuestro país, que entra como pancho por su casa, y no sólo la gente honesta que viene a trabajar, sino también los delincuentes (…). Esto no pasa en Brasil, tampoco en Bolivia, no puede entrar cualquiera”. Pero no existe ninguna razón para pensar que la Argentina tiene un sistema de control más laxo que otros países.

“El control migratorio existe, y no es distinto al de otros países, lo que sí tenemos es una legislación más abierta que permite obtener fácilmente la residencia precaria, con la que se puede buscar empleo en blanco”, explicó a Chequeado.com Alicia Bernasconi, secretaria general del Centro de Estudios Migratorios Latinoamericanos (CEMLA).

El sistema que se utiliza para controlar la entrada de extranjeros, Sicam (Sistema Integrado de Captura Migratoria), es un programa digitalizado que permite revisar los antecedentes de la persona que entra o sale, y ver si tiene causas pendientes que impidan su circulación. Es un sistema equivalente al que tienen otros países, según explicaron desde la Dirección Nacional de Migraciones (DNM) a Chequeado.com.

En el caso de los ciudadanos de otros países del Mercosur, o sus asociados, pueden entrar con el documento de identificación, sin necesidad de visa. Esto es un trato recíproco, gracias al cual los ciudadanos argentinos pueden entrar a estos países de la misma manera.

En cuanto a los requisitos para la regularización, la Ley de Migraciones reconoce que “el derecho a la migración es esencial e inalienable de la persona”, y por ello da las facilidades para que una persona pueda regularizarse. En el caso de los ciudadanos del Mercosur, el trámite es especialmente sencillo. De todas maneras, cualquier extranjero que quiera obtener la residencia tiene que presentar una serie de documentos, entre ellos, un certificado que demuestre la falta antecedentes penales en su país de origen y en la Argentina.

El ingreso a través de puntos no controlados de la frontera sí permite una entrada irregular al país. Considerando que hay más de nueve mil kilómetros de frontera, es difícil de controlar en su totalidad, un problema común a muchos países, por lo que no se podría decir que sea un problema específico de Argentina, ni que sea más grave aquí que en Brasil o Bolivia, con los que Duhalde compara al país.

Una vez que un inmigrante entra irregularmente al país, es muy difícil identificarlo. Desde la DNM sostienen que, de todas maneras, hacen controles periódicos en los lugares de trabajo, especialmente aquellos donde hay una alta proporción de inmigrantes, para verificar que estén todos regularizados. De no estarlo, se los intima a seguir el procedimiento.

Fuente: http://www.chequeado.com/ultimas-noticias/490-duhalde-qno-hay-ningun-control-con-la-gente-que-viene-a-nuestro-pais.html

Comments

comments

You may also like...