Reporte fotográfico: glamour y derechos en la elección de Miss Trans

La Argentina, por primera vez, tiene Miss Trans: se llama Jazmín Soledad Martínez, es salteña y tiene 19 años. La elección fue el sábado en el Hotel Bauen, donde hubo una pasarela que rebalsó de glamour. Las concursantes contaron sus sueños.

  • Gustavo Mazzoletti
  • Gustavo Mazzoletti

Por: Nicolás Waldman

La Argentina tiene Miss Trans: se llama Jazmín Soledad Martínez. Llegó a Buenos Aires desde Salta hace dos años, tiene 19, y es la primera estudiante trans de modelaje en la escuela de Roberto Piazza. Anoche, en el salón Cascada del Hotel Bauen, organizado por la Cooperativa Ar/tv Trans y con el apoyo de representantes de la lucha por los derechos de la diversidad, hubo una pasarela que rebalsó de glamour, de abanicos de plumas, de escotes brillantes, de lentes de colores y de vinchas de conejita. Y todo sucedió dentro de un escenario mayor: el de ser trans en un país en el que hace un año y medio rige la Ley de Identidad de Género.

Concursaron 18 candidatas representando a las provincias y cada una de ellas, a lo largo de la noche, dijeron edad, signo del zodíaco, hobby, sueño, lugar en el mundo, y cantante y color preferidos. Eligieron Thalía, Atenas, Nueva York, Cataratas del Iguazú, rojo, Rhianna, Milán y contaron sus sueños: mayor igualdad, “que la prostitución no sea la única opción”, la paz mundial, ir a la universidad y el deseo de ser mamá.

“¡Furia trans, chicas! ¡Actitud! ¡Qué noche, Teté!”, animaba Daniela Ruiz, presidenta de Ar/tv Trans, mientras las concursantes hacían pasadas en traje de baño, en ropa informal, en vestidos de gala. El evento, explicó, tuvo varios objetivos: “Resaltar la belleza de nuestro género, visibilizar el colectivo todavía estigmatizado y celebrar la conquista de los nuevos espacios”. Sonaban Gloria Trevi y su noche de lentejuelas, Thalía y su retórica pregunta –¿a quién le importa lo que yo haga?- y Ricky Martin y su propuesta del límite irreal. Ellas caminaban al ritmo de la música, emanaban seducción, amortizaban una tarde entera de preparativos y un mes de ensayos, celebraban derechos, movían la cabeza, le sonreían al jurado y, cuando la conductora les daba el micrófono, contaban lo que les significó la Ley de Identidad: la tranquilidad de que las llamarán como se llaman en la sala de espera del médico, la alegría de saber que votarán en la mesa que les corresponda.

Frente al debate respecto a los certámenes de belleza, Emiliano Litardo, uno de los redactores de la ley y militante de Abogados por los Derechos Sexuales (Abosex), analizó: “Festejar la belleza de un cuerpo trans es rupturista en términos culturales porque se celebra la diversidad en un espacio del que siempre se las excluyó: es una pequeña rebelión dentro de las instituciones”. Alex Freyre, referente de la lucha por DDHH y por la Ley de Matrimonio Igualitario, consideró: “Todos estamos colonizados y somos hijos de esta cultura, al apropiarse del concepto ya lo están discutiendo”. Claudia Vásquez Haro, la primera mujer trans migrante que recibió el DNI, coincidió en lo positivo de adoptar la forma de un certamen de belleza hegemónico para darle una discusión política profunda. Lohana Berkins, de la Asociación de Lucha por la Identidad Travesti y Transexual (ALITT), propuso que una chica trans se presente para Miss Argentina y recibió una ovación.

La Ley de Identidad de Género fue sancionada a mediados del 2012, permite elegir nombre y sexo en el DNI, y exige garantizar la cobertura de salud. Litardo consideró que implica no solamente un cambio jurídico sino también político porque “rompe el paradigma de la patologización y la judicialización”. Además, agregó: “La ley no es un final ni un comienzo, es un proceso continuo de prácticas políticas de los movimientos trans y todos tenemos la responsabilidad de cuidarla y seguir aumentando su plataforma revolucionarla”. También recordó lo urgente de que “el Ministerio de Salud incorpore las prácticas médicas necesarias dentro de las prestaciones obligatorias”. “Con esta ley nos hemos llevado puesto cinco siglos de historia, Argentina está siendo pionera y se va a valorar dentro de algunos años”, evaluó Freyre, quien subrayó la necesidad de que los médicos estén más capacitados respecto a las operaciones y la hormonización.

Ar/tv Trans, la organización a cargo del evento, es una cooperativa que brinda capacitación laboral, busca inclusión social, potencia el desarrollo creativo y “dignifica la mirada travesti en la Argentina”. Freyre destacó: “Somos abolicionistas en materia de prostitución y apoyamos todas las iniciativas que interpelen el rol de las personas trans como un eslabón de la cadena prostituyente”. Las cooperativistas trabajaron en la producción del concurso y fueron las encargadas de llevar los ramos de jazmines que les regalaron a todas las participantes segundos antes de anunciar a las ganadoras. “Son todas hermosas, cada una a su manera”, les dijo Berkins mientras se disponía a leer los resultados del certamen.

El jurado estuvo compuesto por Lohana Berkins, el productor de moda Max Tonelli, el presidente de la Red de hombres Intersexuales, Transgéneros y Transexuales de Argentina (RITTA) Adrián Kalym, integrantes de Friendlylife, la actriz Casandra Crash y Gabriela Abreliano, trabajadora del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación. El segundo y tercer puesto fueron para Nicole Ferri y Cristina Leiva, quien no quedó conforme con el resultado, denunció que la ganadora no había ido a todos los ensayos y arrojó la banda. También distinguieron con el título de Miss Elegancia a Celeste Carabajal y con el de de Miss Simpatía a Nicole González Beamonte, una abogada con un magíster en DDHH. “Toda mi vida soñé con participar en un certamen de belleza y hoy soy feliz”, se emocionó Beamonte. Y remató: “La ley fue un golpe, un cachetazo de educación para todos”. “Esto, para ellas, no empezó con la ley, hace años que vienen luchando y hoy son parte de procesos de debate de los que habían sido históricamente excluidas”, evaluó Freyre. “Sigamos conquistando espacios, podemos serlo todo”, animó Berkins.

Comments

comments

You may also like...