Represión en Egipto deja al menos 33 muertos en tres días (+Videos)

Al menos 33 personas fallecieron este fin de semana en las revueltas registradas desde el pasado sábado en la plaza cairota de Tahrir, Egipto, informó este lunes el Ministerio de Salud. Las manifestaciones provocaron la renuncia del ministro de Cultura, Emad Abu Ghazi.

“El número de muertos en Tahrir (El Cairo) y en otras provincias asciende a 33” desde el inicio de las manifestaciones, el pasado sábado, indicó el ministerio de salud a través de un comunicado.

El texto oficial no precisa el número de heridos, estimado en mil 700, según un balance anterior.

La televisión pública, que hizo referencia a la misma fuente, señaló más temprano que en la plaza Tahrir, donde se vivió la represión más violenta, se había registrado un total de 20 muertos.

En tanto, en un informe anterior, basado en fuentes oficiales y médicas, se detallaba 15 muertos desde que comenzaron los choques el sábado, 14 de ellos en El Cairo (13 únicamente el domingo) y uno en Alejandría (norte).

Trascendió que la Policía lanzaba bombas lacrimógenas contra cientos de manifestantes que se encontraban en la céntrica Plaza y sus alrededores, estos respondían con piedras, de acuerdo con las imágenes transmitidas en directo por la televisión pública.

A poco más de una semana para que comiencen los comicios legislativos en Egipto, crece el descontento en el país, donde miles de personas se manifestaron el pasado viernes contra una propuesta del Gobierno que reserva una serie de prerrogativas a la Junta Militar de cara a la elaboración de la futura Constitución.

Las actuales manifestaciones en Egipto podrían poner en riesgo el calendario electoral que había fijado para el domingo 28 de noviembre las elecciones parlamentarias.

Los egipcios piden el fin del poder militar que se instauró desde la salida de Mubarak.

El coordinador y fundador del Movimiento 6 de Abril, Ahmed Maher, declaró a que la nueva ofensiva es un “intento de retomar el control de la plaza por parte de las fuerzas de seguridad con apoyo de la policía militar”.

El activistas, quien consideró la situación como crítica, agregó que las reivindicaciones de los egipcios son: la dimisión del Gobierno actual, el establecimiento de un Ejecutivo de salvación nacional que garantice una supervisión civil a la transición y que las elecciones presidenciales se organicen como máximo en abril de 2012.

Dimite ministro de Cultura

El ministro egipcio de Cultura, Emad Abu Ghazi, confirmó este lunes la noticia sobre la presentación de renuncia y justificó la acción por el “tratamiento del Gobierno de los últimos acontecimientos en la plaza Tahrir”.

Según el sitio Web del diario Al Ahram, el ministro Abu Ghazi aseguró que su decisión es “irreversible”, y reconoció que aunque “mis decisiones tardan un poco, jamás me echo atrás”.

Por su parte, el responsable de seguridad en el Ministerio egipcio del Interior, Sami Sidhom, informó también este lunes que quienes alimentan los enfrentamientos en El Cairo “no son los activistas sino los ‘baltaguiya’ (matones)”. Sin embargo, la afirmación fue desmentida por organizaciones juveniles.

“Son los ‘baltaguiya’ infiltrados quienes están intentando entrar en el Ministerio de Interior y atacan a la Policía”, reiteró Sidhom a la televisión estatal egipcia.

El funcionario indicó que los servicios de seguridad se reunieron la noche de este lunes con representantes de los activistas y les pidieron la expulsión de los infiltrados de la plaza a cambio de que la Policía detenga sus intervenciones.

Asimismo, el representante del Ministerio agregó que los Servicios de Seguridad y los activistas pudieron alcanzar un acuerdo, con la mediación del jeque de la mezquita Omar Makran de Tahrir, Mazhar Shahin, para que los manifestantes establezcan comisiones populares con el fin de garantizar la seguridad en la plaza y echar a los infiltrados.

“Nosotros intervenimos contra los ‘baltaguiya’ que están infiltrados entre los manifestantes. Los manifestantes tienen todo el derecho a protestar”, insistió.

A pesar de las declaraciones de Sami Sidhom, el activista Mahmud Afifi, del Movimiento 6 de Abril, manifestó que no ha infiltrados en las protestas.

“No hay infiltrados entre nosotros. ¿Cómo puede distinguir el Ministerio del Interior entre un infiltrado y un activista? Sus balas tampoco distinguen”, opinó Afifi.

La mañana de este lunes se reanudaron las protestas y las fuerzas de seguridad lanzaron bombas lacrimógenos y dispararon balines.

El médico, Hasan Mohamed, que trabaja en uno de los improvisados hospitales de campaña instalados en la plaza explicó que sólo este lunes se registraron al menos 50 heridos, de los cuales “muchos presentaban disparos de balines”.

Fuente: Patria Grande

Comments

comments

You may also like...