c1a5ivmxeaavw-o

Se triplicaron los problemas de salud mental por la ola de despidos

País 02/01/2017
Un estudio del CONICET, CEPA, y Universidades destaca que las cesantías y suspensiones deterioraron en un 20,5% el indicador de salud física.
Ampliar

La mayoría de los afectados son mujeres.

Ante los más de 232.000 despidos y suspensiones que hubo tanto en el sector público como privado durante el primer año de gestión de Mauricio Macri, investigadores del CONICET, Centro de Economía Política Argentina (CEPA) y universidades realizaron un análisis sobre cómo impactó esto en la salud física y mental de los trabajadores.

Entre los resultados más impactantes se destaca que se triplicaron los problemas de salud mental y deterioraron en un 20,5% los indicadores de salud física. Las principales damnificadas entre los trabajadores despedidos son las mujeres, de mediana edad, con elevado nivel educativo, jefas de hogares monoparentales y a cargo de familias.

Los trabajadores del sector público han sido los mayormente afectados en términos de salud mental y quienes trabajaban en cooperativas los más damnificados en términos de salud física (un deterioro del indicador que supera en un 40% al del promedio de la población).

“En relación a los quintiles salariales, el dato que resalta es que aquellos que se ubican en la clase media (entre el tercer y cuarto quintil de ingresos) perciben un empeoramiento mayor de su salud mental (de 209% y 274%, respectivamente). En contraposición con los despedidos de menores ingresos (los quintiles 1 y 2) cuyos indicadores se incrementan por debajo de la media”, revela el estudio.

El documento de análisis está firmado por Cecilia Ros, Hernan Letcher, Miriam Wlosko, Julia Strada, Paricia Rivero, Demian Tupac Panigo y Julio César Neffa.

En términos de género, se aprecia que los despidos impactan con mayor intensidad en las mujeres, tanto en materia de salud física como mental (una diferencia del 10% entre las tasas de variación de sus indicadores).

En tanto, en materia de edad, los efectos del despido en ambas dimensiones se incrementan linealmente, afectando en mayor medida al grupo etario de 46 años y más

You may also like...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *