19093051_10209913438859322_1638318385610411945_o

Una campaña en Buenos Aires antidiscriminatoria; racista y estigmatizante

Por Denise Brazão

Esta semana recibí dos informaciones, una fue en el medio Página12, el relator especial de la ONU (Organización de Naciones Unidas) se expresó sobre racismo, xenofobia y otras formas de intolerancia del gobierno argentino. Murama Ruteere, elaboró un informe con advertencias y recomendaciones al gobierno nacional, donde denuncia la discriminación que sufren las comunidades indígenas, migrantes y grupos afroamericanos radicados en Argentina.

El relator es miembro de CERD (Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial), este comité es un órgano que realiza trabajos para la ONU. En el año de 2016 en los días 21 de noviembre a 9 de diciembre se realizó una Convención en Ginebra, allí se discutieron y efectuaron las recomendaciones que serían entregadas a Murama Ruteere, representante de los afroargentinos, afrodescendientes,  africanos y pueblos originarios en el país. Entre las muchas y variadas recomendaciones se señala que la discriminación y la xenofobia quedan en evidencia a través de los medios de comunicación. El informe señaló que la discriminación y exclusión también se reflejaban en los medios audiovisuales, por medio de prácticas de comunicación que abarcan desde las representaciones negativas, los estereotipos, la retórica discriminatoria y hasta la obvia invisibilidad.

En esta misma semana recibí de una amiga afro la fotografía de una publicidad con el objetivo de difundir una exposición sobre migración en el país. La exposición retrata la experiencia de “Unas 30 mujeres migrantes que viven en Buenos Aires” que buscaron en forma de pictogramas denunciar y reflexionar sobre las dificultades que enfrentan quienes dejan sus países de origen y les interesaban cuestionar los prejuicios que existen hacia los extranjeros.
“Sin documentos me explotan”, “No soy ladrona”, “¿Diferentes?”, son algunas de las frases que acompañan los pictogramas creados por “Migrantas”, un grupo de artistas fundado por dos argentinas que viven en Berlín desde 2002.  La información detallada sobre esta muestra se puede obtener del siguiente enlace; http://www.telam.com.ar/notas/201705/190829-migrantes-muestra-pictogramas-en-dilogo.html

Sin embargo, la repercusión de esta exposición no fue positiva entre los migrantes que residen en la ciudad de Buenos Aires ni tampoco por los afrodescendientes.

Desde hace mas de 4 años resido en Argentina,realizando una maestría en Antropología Social -la cual estoy a meses de terminar- cuyo foco investigativo es la población afro en Buenos Aires. Creo que la publicidad en cuestión no cumple con su objetivo que era denunciar los malos tratos que las personas migrantes sufren en el país. Esta campaña  induce a pensar que en Argentina no hay afroargentinos, son todos migrantes o inmigrantes, lo que no es verdad. En Argentina, según el último Censo, hay 150 mil afrodescendientes y de estos 92% nacieron en Argentina, o sea, son afroargentinos. Por lo tanto una vez más los medios de comunicación los extranjeriza y los invisibiliza. El otro aspecto negativo es la criminalización e ilegalidad. Este año ocurrieron varias marchas llamadas “Ningún migrante es ilegal” en las cuales los migrantes buscaban denunciar estas cuestiones que les ocurren diariamente y que provoca una gran tensión entre la sociedad civil y el estado, sobre todo la policía. Es tremendo pensar que esta campaña no ayudará en nada a la población migrante y menos todavía a la comunidad afrodescendiente, simplemente fortalecerá todo estereotipo negativo que predomina en esta sociedad. Si la idea era combatir prejuicios, el efecto no se logró.

Esta campaña es, además de prejuiciosa, racista.

Comments

comments

You may also like...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *