Una selva poblada de criaturas “extrañas” en Ecuador

La zona de Yasuní, en Ecuador existe la que sería la zona más biodiversa del planeta, un rincón del Amazonas que resguarda por ejemplo, una variedad de especies de árboles capaz de superar en número a la de todo un subcontinente como Norteamérica.
extrañas
árboles

Lo de criaturas “extrañas” es algo que está estrechamente ligado a nuestra limitada familiaridad con los habitantes de la jungla del Amazonas de Ecuador, ni más ni menos. Si consideramos las condiciones para la vida no habría nada de extraño en los parámetros de éste lugar: un clima excesivamente húmedo en un ambiente tropical, ríos, calor y tierra fértil, un vergel para la explosión de especies en formas, colores y aspectos que jamás hubiésemos imaginado. Se estima que habría por ejemplo, unas 3100 especies vegetales, que sumadas a cientos de especies de anfibios, reptiles, aves y mamíferos, conforman uno de los ecosistemas más “competitivos” del mundo, una batalla por la vida y la supervivencia a pesar de la abundancia exuberante del lugar.

capaz

Queda claro que se trata de un espectáculo natural increíble convertido en un Parque Nacional de Ecuador, que es un arca de vida en estado salvaje único en el mundo, y que de un modo ínfimo se puede ilustrar con ésta selección de imágenes de especies, colores y criaturas “extrañas” en cantidad:

subcontinente

estrechamente

Una selva poblada de criaturas “extrañas” en Ecuador

variedad

Selva

ecuador

extrañas

árboles

capaz

subcontinente

estrechamente

Una selva poblada de criaturas “extrañas” en Ecuador

variedad

Selva

ecuador

extrañas

árboles

capaz

subcontinente

estrechamente

Una selva poblada de criaturas “extrañas” en Ecuador

variedad

Selva

ecuador

extrañas

árboles

capaz

subcontinente

estrechamente

Una selva poblada de criaturas “extrañas” en Ecuador

variedad

Selva

ecuador

extrañas

árboles

capaz

subcontinente

estrechamente

Una selva poblada de criaturas “extrañas” en Ecuador

variedad

Selva

ecuador

El área del río Napo tiene una belleza extraordinaria, y a pesar de ser territorio resguardado por un Parque Nacional, también se encuentra en una de las zonas de explotación petrolera amazónica del Ecuador. De hecho, la reserva es un tesoro biológico, emplazado sobre una de las mayores reservas de petróleo del país (sobre todo en el límite del parque), y por lo tanto, está en el ojo de la tormenta en una lucha que se dirime entre la conservación y los intereses energéticos del país y las compañías petroleras.
Existen iniciativas como Yasuní-ITT, un novedoso proyecto para dejar el crudo en su lugar a cambio de compensaciones económicas por parte de la comunidad internacional, a modo de garantizar la protección de la biodiversidad.
Con toda la amenaza, Yasuní es una de las últimas grandes áreas salvajes de Ecuador y del mundo. Con un total de 2 millones y medio de acres, humedales, ciénagas, lagos, ríos, jungla es un sitio que invita a respetarse y visitarse responsablemente, con mucho cuidado de no dejar ninguna huella.

extrañas

Comments

comments

You may also like...